Bienvenido a Ciencia Histórica.

:
Estimado lector,

He decidido hacer unos cambios para facilitar tu visita, estimado lector. Si ya eres un seguidor de Ciencia Histórica, lo único que notarás es que, de ahora en adelante, la portada incluirá esta bienvenida.

¿Eres nuevo? aquí podrás conocer lo que me motiva a publicar estas páginas, y encontrar algunas claves que creo te serán útiles en tus visitas. Si lo que buscas son las entradas más recientes, puedes simplemente pinchar en la pestaña de “Blog” en el menú superior. 

Ante todo, me gusta aclarar que no soy historiador profesional, pero que si llevo décadas estudiando la historia, y el resto de ciencias que sirven de cimientos a esta apasionante asignatura.

Por eso también elegí el nombre Ciencia Histórica, porque la historia necesita la ciencia, y porque la ciencia tiene historia.

Logo Ciencia Histórica

Ciencia Histórica cumplirá los cuatro años muy pronto, y en ese periodo he podido publicar casi 800 artículos de una gran variedad de temas. Por ello, y àra facilitar tu búsqueda, te dejo aquí los enlaces a las categorías más populares:

1.- Dinosaurios                                           2.- Arqueología

3.- Grecia                                                     4.- Roma

5.- Edad Media                                           6.- Primera Guerra Mundial

7.- Segunda Guerra Mundial                    8.- Curiosidades 

9.- Grandes Éxitos                                     10.- América

La Gran Historia

Hace un par de décadas, un profesor australiano creó la corriente llamada Big History, la Gran Historia. Se trata de una nueva manera de estudiar nuestra asignatura favorita, desde un punto de vista diferente.


Para los seguidores de la Gran Historia, esta no empieza con el primer documento escrito, como tradicionalmente se nos ha enseñado. Nosotros consideramos historia todo lo que ha sucedido desde el Big Bang hasta nuestros días. Y claro, es complicado entender el nacimiento del universo, de nuestro planeta, la vida y la humanidad sin un manejo básico de otras materias.

En estas páginas encontrarás artículos relacionados con la astrofísica, la química, la biología, la antropología, la arqueología, y por supuesto, mucha historia.

Hablamos del Big Bang, de Pangea y otros supercontinentes. Hay artículos sobre la formación de la vida, sus teorías y de cómo ha evolucionado a través de miles de millones de años. No faltan los dinosaurios, su largo dominio sobre el planeta, y sobre cómo el meteorito de Chicxulub acabó con ellos.

Hombres y civilizaciones

Los homínidos también son objeto de estudio. Analizamos por qué Lucy es tan importante, y por qué los neandertales no sobrevivieron, y nosotros sí. Quién fue la abuela de todos los humanos, y cómo lo sabemos.

Una vez que Homo sapiens inventó la agricultura y la civilización, nos dejó historias muy interesantes sobre Mesopotamia y su cerveza, sobre Egipto, sus momias, sus pirámides, y de por qué la esfinge perdió su nariz.

De ahí pasamos a Grecia, donde conocemos su compleja y extensa mitología, Zeus, el Mito de Pandora, etc. Viajamos al pasado para conocer el legado de su lengua, de sus juegos olímpicos, sus científicos, y algunas de sus grandes batallas.

Llegamos a la gran Roma, desde sus inicios como reino, pasando por la República y su conversión al Imperio gracias a Julio César. Pero no sólo nos fijamos en las batallas y en las fechas, sino en la vida diaria de los romanos, qué comían, cómo se ponían guapas y guapos, y cómo se limpiaban el trasero 😛

Cambio de paradigma

La caída de Roma da paso a la Edad Media, una época poco conocida, y mal repudiada. Castillos, caballeros y damas se reúnen en torneos y en las cruzadas, mientras su higiene deja algo que desear. No obstante, el final de Bizancio llega con el descubrimiento de América por Colón, o no.

A partir de ahí estudiaremos la revolución científica, al hombre que movió al mundo, al que fue detenido por sus principios. Visitamos la Conquista de América, el por qué los europeos pudieron con los pueblos americanos, y todo el rollo de las enfermedades. Conocemos a los piratas del Caribe, y a las reinas que los financiaban.

En Europa seguimos guerreando mientras la Revolución Industrial cambiaba el mundo. Napoleón incendió el continente mientras escondía la mano en el chaleco. En Waterloo dio su última orden, y sus enemigos reorganizaron Europa inventándose nuevos países y fronteras, con las que pocos quedaron contentos.

Cuando nos matamos

Y estalló la Primera Guerra Industrial tras un asesinato en Sarajevo en 1914. Cien años después, Ciencia Histórica dedicó un especial a esta tragedia que terminó con unas cifras espeluznantes. Las trincheras, el gas, los tanques y las batallas que desangraron a toda una generación de jóvenes, en ocasiones a todos los de un mismo pueblo.


Pero la “guerra que acabaría con todas las guerras” no sirvió de nada, y Hitler e Hirohito lanzaron sus hordas fanáticas a destruir a sus vecinos. Sus cómplices aprovecharon para aplicar las políticas racistas anunciadas en Mein Kampf, hundiendo a la humanidad en infiernos que parecían imposibles.

Hitler furibundo

La Segunda Guerra Mundial, el evento más importante de la historia, se saldó con una victoria aliada con un trágico saldo de víctimas. Los horrores del Holocausto despertaron al mundo a la naturaleza de la barbarie humana, que no por ello ha aprendido la lección.

La paz duraría poco, pues justo después de la caída de Berlín otro imperio totalitario tomó el lugar de los nazis, la Unión Soviética, al que este año le dedicamos un especial por el centenario de su nacimiento.

La Guerra Fría se luchó vicariamente, en montañas y playas lejanas, bajo los mares y en el espacio. Espías, satélites y cumbres mundiales marcaron la segunda mitad del siglo XX. El miedo a un holocausto nuclear marcó nuestras vidas, y a la vez nos hizo preocuparnos por este nuestro agredido planeta.

La Ciencia Histórica

Y nuestra historia sigue hasta que, precisamente en el espacio, cruzamos nuestra más reciente frontera, cuando un ser humano dejó su huella en el polvo lunar. Nunca habíamos llegado tan lejos, pero ese gran salto para la humanidad fue sólo un pequeño paso en el inexorable, si bien rocoso, camino del hombre.

Y sigo escribiendo. Mientras la salud lo permita, seguiré publicando artículos con temas que me parezcan interesantes. Quedan miles de historias, de personajes, de eventos, guerras y descubrimientos. Si ya me conoces sabes de qué va la cosa. En caso contrario, te invito a que visites las diferentes categorías, que seguro hallarás algo divertido, triste o controvertido.

Si no sabes por donde empezar, te recomiendo la pestaña de Grandes Éxitos, una recopilación de los artículos más populares en Ciencia Histórica.

El simple hecho de que te pases por estas páginas merece mi agradecimiento. Lo mismo si me dejas un comentario, o si compartes con tus amigos. Hago mi tarea por el simple placer de compartir lo poco que sé, y ese placer crece con las estadísticas.

Por cierto, seguramente encontrarás errores en Ciencia Histórica, a pesar de que lucho constantemente por evitarlos. Qué le vamos a hacer, soy humano. Eso sí, te agradeceré me llames la atención al respecto.

Espero te diviertas leyendo tanto como yo escribiendo. Este es un viaje por la historia de todos y para todos, pues como diría el escritor estadounidense Richard Brautigan, todos tenemos un lugar en la historia. El mío está en internet.

Madrid, marzo 2017.