Mitología Griega para Principiantes III: Zeus el “seductor”.

Mi primer contacto con la mitología griega fue a muy temprana edad, y difícilmente podía entender sus complejos entramados de personajes e historias que la componen. De hecho, aún me cuesta algo discernirla al completo, así que prefiero romperla en trozos para hacerla más digestible. Ya hemos hablado de los puntos y personajes clave, y del mito de Pandora, y hoy quiero centrarme en el Rey de los Dioses, el todopoderoso Zeus, y principalmente en sus múltiples escarceos con diosas, ninfas y humanas, de las cuales nació una numerosa prole.

Siempre me ha llamado la atención el ardiente fervor del dios del rayo, al que consideraba un casanova, pero claro, conforme fui creciendo e indagando más en las historias, me di cuenta que más que un seductor era un violador en serie.

Y es que Zeus no se conformaba con sus esposas, de las que tuvo tres, sino que cualquier otra mujer de especial belleza se convertía en su víctima, voluntariamente o por la fuerza. Fueron tantas que no he sido capaz de llegar a un número certero, pues incluso las fuentes más fiables admiten que sólo reseñan las más conocidas. He encontrado al menos dos decenas, pero como este artículo apunta a ser sólo una introducción, seguiré el ejemplo de los expertos y sólo contaré algunas de las historias más célebres.

Zeus

Leda

Sin duda mi favorita, no por lo que le sucedió, sino por la imaginación en esteroides de Zeus, quien se disfrazó de cisne y fingió verse perseguido por un halcón para refugiarse en los brazos de la joven esposa del rey espartano Thestius. Zeus violó a leda y de la unión nacieron Helena (de Troya), Clytmenestra, esposa de Agamenón, y Castor y Polux, que terminarían en el firmamento formando la constelación de Géminis.

Lo gracioso de la historia es que Leda había yacido esa misma noche con su esposo, por lo que no se sabe a ciencia cierta quién era el padre de los niños. Además, en lugar de dar a luz, Leda puso dos huevos, por lo del cisne. helena salió de uno y el resto del otro.

Zeus "seduce" a Leda.

Zeus “seduce” a Leda.

Alcmena

Otra mujer casada y engañada por Zeus. Aprovechando una noche en la que el marido estaba ausente, el dios tomó la forma del marido para aparearse con Alcmena, quien dio a luz al Heracles (Hércules). La esposa de Zeus, la Reina de las Diosas Hera, se enteró del adulterio y quiso matar al pequeño antes de que naciera, pero la actuación de la moza de Alcmena, quien le dijo que ya había nacido, le salvó la vida.

Luego, Zeus hizo que hera amamantara a Heracles haciéndole creer que este era su hijo, pero cuando ella se dio cuenta, lo apartó de la teta, y la leche que se derramó formó la Vía Láctea.

El Origen de la Vía Láctea

Calisto

Como una de las cortesanas de la diosa de la caza, Artemisa, Calisto había hecho un voto de castidad y fidelidad a su ama, por lo que, cuando Zeus se enamoró de ella y quiso seducirla, calisto lo rechazó. Pero nada ni nadie iba a detener al dios, que se disfrazó de la misma Artemisa para seducir a Calisto. Cuando la diosa se enteró, convirtió a calisto en osa y mandó al hijo nacido de la unión, Arcas, de cacería  para que acabara con ella. La intervención de Zeus llevó a Calisto a los cielos convertida en la Osa Mayor y a su hijo Arcas como la Osa Menor.

Dánae

Un oráculo había advertido al rey Acrisio de Argos que el hijo de su hija Dánae le quitaría la vida. Para evitar que Danae, por Alexander Sigovesta tuviera prole, la encerró en una torre. Eso no sería impedimento para Zeus, quien se transformó en “lluvia de oro” (algunos creen que se refiera a rayos de sol; a mí se me ocurre una guarrada), para preñar a Danae. Cuando nació el niño, el futuro héroe Perseo, Acrisio encerró a la madre y al hijo en un cofre de bronce y lanzó este al mar. Eso sí, Zeus los rescató y Perseo pudo matar a la medusa.

Europa

Hija de Agenor, rey de Tiro, y de Telephassa (aunque otras versiones la tienen como hija de Fénix), Europa estaba un día en el campo, recogiendo flores muy cerca de donde pastaban las reses de su padre. Zeus, enamorado, o encaprichado, se transformó en toro blanco y se mezcló entre el rebaño. Dícese que a la joven le gustó mucho el toro y se acercó a acariciarlo, y luego decidió montarlo. En ese momento, Zeus aprovechó y corrió hacia el mar y nadó hasta llegar a la isla de Creta, todo con ella a espaldas. Ahí sedujo, o violó a Europa y la hizo reina de Creta. tendría tres hijos, Minos, Radamantis y Sarpedón, aunque europa se casaría luego con Asterión.

El Rapto de Europa, de Martin de Vos.

El Rapto de Europa, de Martin de Vos.

Zeus el seductor

Zeus tuvo relaciones con muchas más mujeres, Antíope, a quien tomó travestido de sátiro; Io, Afrodita, Démeter, Hibros, Calliope, Metis, Perséfone, y la lista sigue, incluyendo a algún hombre, como Ganímedes. Como en todo lo que atañe a la mitología griega, hay muchas versiones, en ocasiones contradictorias, de sus múltiples conquistas.

Ahora bien, se supone que los griegos inventaron la mitología para explicar muchos de los fenómenos naturales que observaban o la historia del mundo, pero eso me deja una duda, ¿qué querían explicar con las correrías del dios mayor? Es posible que sólo quisieran representar la tradición de los hombres poderosos que tomaban a cualquier mujer que les gustase, o probablemente buscaran disculpar sus propios enredos, como diciendo, si Zeus cayó en la tentación, por qué nosotros no. Dios, toro, sátiro o cisne, yo sólo puedo llegar a una conclusión, Zeus era un cabrón.

2 thoughts on “Mitología Griega para Principiantes III: Zeus el “seductor”.

  1. Pues si, de acuerdo contigo, especialmente en lo de cabron. 🙂
    Saludos

    • Jeje, seguramente Zeus, si viviera en la actualidad, estaría en la cárcel…gracias a Dios que sólo es un ser de la mitología…
      Muchas gracias Carlos por comentar. Un cordial saludo.

Comments are closed.