¿Por qué en algunos países se conduce a la izquierda y en otros a la derecha?

En las calles de Londres, pintado en el asfalto, a menudo podemos leer el mensaje “look right” (mirad a la derecha), para recordar a todos los transeúntes, pero especialmente a los extranjeros, que en ahí los coches pueden llegar por el lado contrario al que estamos acostumbrados. Y es que la mayoría está al tanto de que en el Reino Unido, así como en algunas de sus antiguas colonias y otros países que no lo fueron, se conduce por la izquierda.

Lo interesante es que esta costumbre se puede deber a nuestros amigos los romanos y a los ingleses, y es el resto del mundo el que cambió de lado, hace ya algunos siglos.

Londres mira a la derecha

Londres “look right”.

Los romanos por la izquierda.

A falta de una película que nos muestre por qué lado circulaban los carros romanos en sus carreteras, los arqueólogos han tenido que buscar pistas en las ruinas. Hace no mucho, un equipo británico examinó los surcos dejados por las ruedas de los carros en las inmediaciones de una cantera en Swindon, Inglaterra.

Ahí, encontraron que las hendiduras del lado izquierdo del camino eran más profundas, lo que achacaron al hecho de que los carros que salían del pedregal eran más pesados, cargados como iban de piedra.

Puede que sea una casualidad y que sólo en ese lugar se eligiera la izquierda aleatoriamente, pues es toda la evidencia que tenemos, pero considerando el gusto por los estándares de este pueblo milenario, tampoco me extrañaría que fuese una práctica común.

Los británicos por la izquierda.

Sabemos bien por la leyenda de Robin Hood que los caminos ingleses de la Edad Media no eran precisamente seguros. Por ello, los jinetes tenían que ir armados, con la espada, por supuesto.

Para facilitar la defensa contra un Caballeros medievales pelean con la derechacaco que venía en sentido opuesto, y ya que la mayoría de los humanos son diestros, lo más práctico era circular por el lado izquierdo, para así poder sacar la espada con la mano derecha y blandirla mientras las riendas se cogían con la siniestra.

Si el aparecido era amigo, también era más sencillo saludar con la mano derecha que,nuevamente, quedaba libre y del lado más cercano al carril contrario.

Además, y ya que la vaina se llevaba también del lado izquierdo, era mejor cabalgar por ese lado de la carretera, para evitar golpear con ella a los viajeros que iban por el lado opuesto. Como la mayoría de viajeros iba a caballo, circular por la izquierda se convirtió en costumbre, y no sólo en las islas británicas, sino en buena parte del mundo.

Los estadounidenses cambian

Bien sabemos que los useños tienden a hacer todo a lo grande, nada extraño de un país con las dimensiones de Europa. Cuando llegaron los colonos se encontraron con enormes extensiones de terreno, algunas robadas a los indios, y para finales del siglo XVII la agricultura se había convertido en la industria más importante.

Por ende, las cosechas eran grandes, y grandes también tenían que ser los carros con las que se transportaban al mercado del pueblo. Dichos vagones debían ser tirados por varios caballos y, en un principio, no había sitio para el conductor, que se sentaba en el caballo trasero a la izquierda para así poder usar su mano derecha para fustigar a los corceles.

El peligro entonces ya no eran los bandidos, sino el poder rozar o chocar contra otro carro yendo en sentido contrario, y ya que el cochero iba sentado en el lado izquierdo, era mejor que condujera por el carril derecho para así poder vigilar bien y evitar accidentes.

Los franceses por la derecha.

Tan buenas eran las relaciones políticas y comerciales de Francia con los recién fundados Estados Unidos, que aquella pronto adoptó la costumbre de conducir por la derecha, aunque algunos dicen que lo hicieron sólo para llevarle la contraria al enemigo británico.

Conducir por la derecha recibió un fuerte impulso después de la Revolución de 1789, cuando los nobles, que usaban el lado izquierdo, cambiaron y se mezclaron con el pueblo en el carril derecho para intentar pasar desapercibidos.

En 1794, la Convención Nacional liderada por Maximilien Robespierre aprobó el edicto que hacía oficial conducir por la derecha. Cuando llegó Napoleón, también muy aficionado a los estándares, obligó a los países invadidos a cambiar a la derecha. Aquellos que no pudo conquistar como Inglaterra, Portugal o Austria, siguieron haciéndolo por la izquierda.

El resto del mundo.

Con el tiempo, y poco a poco, otros países adoptaron la tradición norteamericana y francesa, y la mayoría de los que no lo hicieron eran colonias británicas, con algunas excepciones. Por ejemplo, Japón nunca fue conquistado por la Royal Navy, y conduce por la izquierda.

Se cree que en esto tuvo que ver el hecho de que los ferrocarriles, que fueron construidos con la ayuda de los ingleses, iban por la izquierda, y por eso los coches siguen haciendo lo mismo. En España, las cosas no eran tan sencillas, pues mientras en Barcelona se conducía por la derecha desde el siglo XIX, en Madrid se mantuvo la izquierda, y por eso el Metro de Madrid va en sentido contrario al de la mayoría de países.

Cuando el rey Alfonso XIII estableció por ley conducir por la derecha el 1 de octubre de 1924, se decidió dejar al metro como estaba porque costaba mucho cambiar las señales.

El día que Suecia cambió a la derecha

El día que Suecia cambió a la derecha

En la actualidad, y como decíamos al principio, la mayoría de países circula por la derecha. Algunos no hicieron el cambio hasta después de la Segunda Guerra Mundial, y cabe destacar el caso de Suecia, que no se pasó a la diestra hasta 1967.

Y para terminar, hoy os dejo la broma publicada por un periódico inglés hace algunos años en el April Fool’s Day, el equivalente al Día de los Inocentes en nuestra cultura. Decía la falsa noticia que el gobierno británico (yo he escuchado que fue el irlandés) había decidido pasarse al lado derecho de la carretera, pero que, para facilitar la tarea mastodóntica, esta se haría en etapas, y durante los primeros seis meses sólo aplicaría a los autobuses y taxis…

Aquí podéis ver un mapa y una lista sobre el estatus de cada país: http://www.worldstandards.eu/cars/list-of-left-driving-countries/

14 thoughts on “¿Por qué en algunos países se conduce a la izquierda y en otros a la derecha?

  1. Hola Jesús,
    un tema de lo más curioso que solo nos paramos a pensar cuando visitamos un país en el que circulan en sentido opuesto al nuestro ¡Qué difícil se hace conducir entonces, sobre todo en las rotondas! Los suecos, más cocretamente el gobierno sueco, tardó más de 40 años esa costumbre y al final impusieron esta medida a pesar de ser impopular entre los ciudadanos y de ser rechazada en más de una ocasión en las urnas. El tiempo les daría la razón disminuyendo significativamente la mortalidad por accidentes de tráfico.
    Un abrazo y en este caso una recomendación: prudencia delante del volante en el país que sea y en el sentido en que se circule.

    • Hola francisco,
      como sabes, he tenido la suerte de pasearme por el mundo y me he encontrado con algunas curiosidades a la hora de conducir. Por ejemplo, en la antigua capital de Kazajstán, Almaty, aproximadamente la mitad de los coches lleva el volante a la derecha y la otra a la izquierda, pero todos conducen del lado derecho de la carretera. Preguntando averiguamos que importaban coches de segunda mano tanto de Japón como de Rusia, y por ello la diferencia. Lo que se me hacía complicado era eso de conducir con el volante en el lado derecho y circulando por el mismo lado, la explicación, a todo se acostumbra uno…y no me pongo a hablar de las rotondas que estoy de buen humor… 😛
      Muchas gracias por tu interesante comentario. Un abrazo.

  2. Hola , Jesús, son verdaderos regalos tus informaciones. No sólo son muy interesantes pero también muy divertidas. Para un extranjero al idioma castellano es un placer inmenso. Aprender con gusto, la manera ideal de instruirse. Merci de m’avoir donné envie de te lire, plus que jamais.
    Un aficionado a la historia y a la lectura.
    Eugène (Eugenio o Eugene o Yevgenyi)

    • Hola, bonjour o previat!
      qué tal Eugenio? Antes que nada quiero agradecer tu amabilísimo comentario, de verdad que me halaga mucho que un lector pueda pensar así de mi humilde trabajo. Mi única intención es divulgar la historia, con mis muchas limitaciones, pero con mucho cariño, quizá esa es la receta del éxito de Ciencia Histórica. Palabras como las tuyas, y las similares de otros muchos lectores, me animan a seguir escribiendo cuando la inspiración y la moral están bajas, y eso es algo que nunca podré pagaros ni agradeceros lo suficiente.
      Con todos mis respetos y mucho cariño, te envío un fuerte abrazo!

      • Igualmente te envío un fuerte abrazo. Estoy viviendo mis últimas horas en tierras españoles. El próximo enero me marcho para Inglaterra. Mi compañero ya estará ahí. Él es “Devonian” de nacimiento y es donde vamos a poner nuestra tienda para los años venideros.
        Si un día pases por Kingsteignton no dudes ni un minuto en contactarnos. Será un gusto inmenso encontrarte y saludarte en persona.

        Qué pena que David, mi compañero inglés no entendiera el castellano. Seguro que en él también hubieras encontrado un gran aficionado de tus posts.

        Hasta pronto.
        Eugenio.

        • Hecho Eugenio! me considero invitado. De vez en cuando voy al Reino Unido, y aunque no sé dónde está Kingsteignton lo buscamos. Y por cierto, para tu compañero tengo una selección de algunos de mis más populares traducidos en inglés bajo la pestaña “Articles in English” 😉
          Te deseo la mejor de las suertes en tu nueva etapa. seguro que irá mejor que aquí, aunque la comida o sea tan buena. Estamos en contacto.
          Thank you again and dood night!

    • Hola Antonio,
      yo también satisfice esa curiosidad hace unos años, gracias a un viejo marino inglés en la India. No me contó todos los detalles, pero me puso en el buen camino y me enseñó a lidiar con el caótico tráfico del sub-continente. La historia me pareció lo suficientemente curiosa para compartirla en estas páginas.
      Muchas gracias como siempre y un abrazo!

  3. Soy argentino (en mi pais se conduce por la derecha), y estuve un tiempo viviendo en Chipre (donde se maneja por la izquierda). No tuve nunca inconveniente en manejar de un lado o del otro, salvo el acostumbramiento en uno u otro sentido que lleva un par de dias.

    Lo anecdotico fue que estando en Chipre, compre un auto que habia sido traido de Austria y se encontraba radicado en la isla. Este auto, tenia volante del lado izquierdo, por lo que me encontre que tuve que rendir un examen de conducir especial, ya que al tener el volante a la izquierda, se achica el angulo de vision en caso de querer rebasar a un vehiculo por la derecha en ruta.

    Fuera de ese detalle, no tuve jamas inconveniente para manejar.

    • Hola Silvio,
      Chipre, como otros sitios, fue colonia británica durante algún tiempo, y de ahi salió que conduzcan a la izquierda. Yo aprendí a conducir por la izquierda en la India, pero con un rickshaw, o sea que no tuve muchos problemas pues se maneja como una moto. Eso sí, varias veces me equivoqué con las rotondas… ;P
      Respecto a lo que te pasó con el coche austriaco, hace unos años fui testigo de lo que sucede en Almaty, Kazajstán, donde la mitad de los coches llevan el volante a la izquierda y la mitad a la derecha, pero todos conducen por la derecha. Un poco extraño, pero como bien dices, es cuestión de acostumbrarse.
      Muchas gracias por comentar. Un cordial saludo.

  4. Hola Francisco, te comento que en mi país (Perú) la norma es conducir por la derecha, pero es tal el desorden del tráfico que ya muy pronto la norma va a ser conducir por donde se pueda, izquierda, derecha, centro, en fin, es más los transportistas hacen esfuerzo por llegar a esta autentica revolución del transporte, pobres de nosotros los peatones.
    Un artículo muy interesante y siempre un placer leerlos.
    Saludos.

    • Hola Carlos,
      no sé si te refieres a Francisco o a mí (Jesús), pero voy a asumir que tu intención es escribirle al autor del artículo… 😉
      No tengo el placer de haber estado en Perú, pero sé a qué te refieres pues he visto lo que describes en otros países. El caos es total, y es difícil saber por qué lado se circula, pero como me dicen algunos, lo importante es que llegue la gente a su destino… 😛 Lo malo, como bien dices, es que los peatones siempre son los que sufren…
      Muchas gracias por tu amable comentario.
      Un cordial saludo.

  5. Creo que la cosa es mucho mas fácil de interpretar. Los trenes los inventaron los ingleses y por eso en casi todos los países el transporte ferroviario circula por la izquierda. Los autos ingleses y los de las colonias a donde los exportaban, siguieron esa regla.
    Las colonias portuguesas son un caso extraño, porque en Mozambique se conduce a la izquierda (influencia sudafricana), mientras en Angola, la va por la derecha.
    Los automóviles los generalizaron (y los exportaban) los norteamericanos y ellos circulan por la derecha con el volante a la izquierda, así casi todos hemos seguido esta regla.
    Tengo en un viejo Mitsubishi Pajero nacido en Japón hace 23 años atrás, que llego a mi país con el volante a la izquierda. Para tener el permiso de circulación debía convertirlo. Los especialistas de Iquique (ciudad del norte de Chile) hicieron el cambio y quedo perfecto. De hecho pasa todos los controles anuales sin problemas. Si no fuera por pequeños detalles (por ejemplo, el control de luces está a la izquierda y no a la derecha y los controles del limpiaparabrisas al lado opuesto), nadie se daría cuenta que no es nato derechista.

    • Hola José Luis,
      tienes mucha razón, al menos en muchos casos. Fueron los ingleses los inventores del ferrocarril y los primeros que lo llevaron a muchos países del mundo, por lo que es de entender que circulen por el lado izquierdo. Dicho esto, en el caso de los automóviles, ya se conducía en muchos países por el lado derecho mucho antes de que existiese el primer vehículo de combustión interna. Es verdad que la moda surgió de los Estados Unidos, pero como digo en el artículo, se debió más a las circunstancias de los carros tirados a caballo. Por lo demás, antes era obligatorio cambiar el volante de lugar, al menos aquí en Europa, para adaptarlo al sentido de cada país, pero en la actualidad ya se permite conducir con el volante de cualquier lado, sólo respetando el sentido del tráfico, claro está. Aquí mismo en Madrid tengo un amigo con un impresionante Aston Martin, con el volante a la derecha, y me cuenta que sólo sufrió un poco los primeros días, pero que ya se acostumbró.
      Muchas gracias por tu interesante colaboración. Un cordial saludo.

Comments are closed.