La Selección Vasca que nunca volvió.

Siendo un chaval, mi padre me llevaba al Estadio Cuauhtémoc a ver al Puebla C.F. No era mi equipo, pero daba igual, lo importante era ir al fútbol. Ir con Papá, además, tenía sus alicientes, aparte del poder tomarte una Coca-Cola. Una vez, le hicieron un homenaje a un antiguo entrenador del Puebla, un español al que mi padre conocía. En el descanso me llevó a conocerlo y, aunque no sabía muy bien quién era, fue un placer estrechar la mano de alguien importante. Don Isidro Lángara era toda una leyenda en el fútbol mexicano. Era miembro de una selección vasca formada en 1937, que salió de España para jugar unos partidos amistosos, y nunca volvió.

En aquel país norteamericano sus jugadores fueron muy conocidos, y cuando era niño escuchaba constantes referencia a aquella selección vasca. Lo interesante, es que nunca he escuchado nada sobre ellos en España. Es por ello que se me ha ocurrido repasar su historia.

Selección vasca 1937

La selección vasca de 1937.

La idea y el equipo

Hablamos de 1937, en plena Guerra Civil Española. El entonces Lehendakari, (gobernador regional del País Vasco), era José Antonio Aguirre, antiguo jugador del Athletic de Bilbao. Como buen hombre de fútbol, Aguirre tuvo la idea de formar una selección vasca para jugar partidos amistosos, y recaudar fondos para la causa republicana. No era la primera selección de aquella región. En 1930 había debutado la llamada Vasconia, que jugó un par de partidos contra la selección catalana, venciendo los vascos en ambas ocasiones.

Esta nuevo equipo llevaría el nombre de Euzkadi, y lo componían jugadores tanto españoles como del País Vasco francés, algunos ya estrellas en España. Esta fue la alineación original de 1937:

  • Porteros: Gregorio Blasco (Athletic) y Rafael Egusquiza (Arenas).
  • Defensas: Serafín Aedo (Betis), Pedro Areso (F. C. Barcelona) y Pablito Barcos (Universitario de Deportes).
  • Medios: Leonardo Cilaurren (Athletic), José Muguerza (Athletic), Pedro Regueiro (Real Madrid C. F.), Roberto Echevarría (Athletic), Ángel Zubieta (Athletic), Tomás Aguirre (Nîmes) y Enrique Larrinaga (R. C. Racing de Santander).
  • Delanteros: José Iraragorri (Athletic), Emilio Alonso (Real Madrid C. F.), Isidro Lángara (Real Oviedo), Luis Regueiro (Real Madrid C. F.), Chirri II (sin equipo), José Manuel Urquiola (Athletic de Madrid) y Guillermo Gorostiza (Athletic).

Melchor Alegría y Ander Lejendika y Enrique Zarruaga jugaron en algunos partidos.

Fuente (Wikipedia)

El entrenador fue Pedro Vallana, también del Arenas de Getxo y medalla de plata con España en los Juegos Olímpicos de Amberes en 1920. La expedición la completaban Perico Birichinaga de masajista y Ricardo Irazábal como delegado.

La Gira

El primer partido tuvo lugar el 24 de abril en la capital gala contra el Racing de París, entonces campeón de la liga francesa. Los vascos vencieron 0-3, con tres goles de Isidro LángaraLángara. Le siguió el Olympique de Marsella, que se llevó un 1-5, y dos partidos más con el Racing, nueva derrota de los parisinos por 2-5 y finalmente un empate a 2. La siguiente parada fue en Checoslovaquia, donde llegaron las dos primeras derrotas para la selección vasca, una ante la selección, 2-1, y otra ante un combinado de equipos de la capital, Praga, 3-1. Una escala por Polonia, donde vencieron a la selección de Silesia por 4-5, y de ahí a Moscú.

En la Unión Soviética la Selección de Euzkadi fue muy bien recibida, comprometido como estaba el país comunista con la causa republicana. Ahí, los vascos jugaron varios partidos, contra el Lokomotiv, (0-5), el Dinamo de Moscú (0-1), Dinamo de Leningrado (2-2), Dinamo de Kiev (1-3), Dinamo Tbilisi (0-2), selección de Georgia (1-3), Spartak de Moscú (6-2), FC Dinamo Moscú (4-7), Dinamo de Minsk (1-6). Entre partido y partido a los jugadores les dio tiempo de visitar a un grupo de niños bilbaínos refugiados en la URSS. También recibieron la noticia de que Bilbao había caído en manos de los nacionales, un duro golpe. Algunos jugadores prefirieron volver a casa, otros decidieron continuar.

Aquí un muy interesante vídeo de la gira en la URSS (en ruso).

América

Estando en Moscú, la selección vasca recibió invitaciones para jugar en México. Antes de cruzar el charco aprovecharon para jugar dos partidos en Noruega, con sendas victorias, y otro contra la selección de Dinamarca, venciéndola con un abultado 1 a 11. Viajando en el Ille de France, el equipo llegó a Veracruz, y de ahí se trasladó a la Ciudad de México. A partir de noviembre de 1937, la selección vasca jugó 10 partidos contra equipos mexicanos, incluyendo uno contra la selección. Siete victorias, dos empates y una derrota fueron el bagaje positivo, además de ganarse el cariño y admiración de la afición.

La noticia llegó a Sudamérica, donde los grandes equipos argentinos y chilenos pidieron jugar contra los vascos, y hasta Buenos Aires se trasladaron. Sin embargo, y por razones que se antojan puramente políticas, a los vascos no se les permitió jugar,y tuvieron que volver a México. Poco después visitaron Cuba, donde tuvieron que jugar en estadios de béisbol, pero aún así ganaron.

La Selección Vasca en México

En la primavera de 1938 el equipo vasco seguía por su periplo americano, con la guerra aún rugiendo en España. Entonces, a un empresario español instalado en Noticia selección vascaMéxico, Ángel Urraza, se le ocurrió algo extraordinario. Urraza sugirió, y consiguió, que la selección vasca jugara en la Liga Mexicana como un equipo más. Las autoridades mexicanas lo permitieron y el equipo fue inscrito como el Club Deportivo Euzkadi. Aquella temporada, la de 1938-1939, el Euzkadi terminó segundo, sólo por detrás del Asturias. Casualmente, el Asturias también estaba formado por jugadores españoles exiliados.

La Guerra Civil terminó en abril de 1939, y con ella la misión original de la selección vasca. El equipo finalmente se disolvió. Pocos de sus jugadores volvieron a España, otros se irían a Argentina, como Zubieta, Lángara, Iraragorri, Aedo y Blasco. Los últimos cuatro luego volverían a México. Otros se quedaron directamente en el país norteamericano, continuaron sus carreras en equipos mexicanos y formaron familias. De hecho, de los 20 jugadores originales, nueve murieron en la Ciudad de México.

Grato recuerdo

Como decía al principio, a aquel combinado vasco se le recuerda con mucho cariño en México. Cuando yo lo conocí, Lángara era un héroe en Puebla, equipo con el que ganó la Copa México en 1953. Su nombre aún es leyenda en aquella ciudad. Yo nunca los vi jugar, pero no cabe duda que aquel equipo dejó su impronta doquiera que jugó. Su legado aún perdura, aunque sea en el extranjero. Un grato recuerdo de un grupo de jóvenes futbolistas, a quienes la política desvió de su camino, pero que permanecieron juntos contra viento y marea. Y todo gracias al fútbol

12 thoughts on “La Selección Vasca que nunca volvió.

    • Hola Charo,
      En verdad ese estadio me trae buenos recuerdos, aunque hace muchos años que no voy. Acabo de ver las fotos de la nueva remodelación, y creo que sólo por eso vale la pena acercarse…ya tenemos algo más que hacer…
      Muchas gracias y un besín.

    • Muchas gracias Manolo, ne halagas! Cono tú, creo que esta historia debía contarse, pues es poco conocida. Espero mi granito de arena sirva de algo.
      Gracias nuevamente y un abrazo.

  1. el nombre correcto del equipo de futbol de la ciudad de Bilbao es el Athletic Club,no athletico. La razón de esto es que el equipo se inspiró en los equipos ingleses debido a su relación con inglaterra gracias al hierro que exportaba. El Athletic es el segundo equipo mas antiguo de la liga española.

  2. Hola Jesús:

    Me ha encantado tu artículo.

    Cuando la Liga en España estaba recién nacida (comenzó a disputarse en 1929), el Real Betis Balompié ganó el sexto campeonato, en la temporada 1934/1935. Los verdiblancos habían conseguido el ascenso a Primera División en 1932. Dos de los jugadores de esta Selección Vasca de 1937 fueron directos protagonistas de aquel título: Serafín Aedo y Pedro Areso. Este último ficharía después por el F.C. Barcelona.

    No fueron estos los únicos jugadores vascos que consiguieron aquella Liga para el Betis, hubo cuatro más, aunque no formaron parte de la Selección Vasca de la que trata tu artículo: Urquiaga, Larrinoa, Unamuno y Lecue.

    En la misma época, otro insigne jugador (vasco por los cuatro costados aunque nacido circunstancialmente en Melilla), destacó en el Sevilla F.C. Me refiero a Miguel López Torrontegui, que junto a López, Raimundo, Pepillo, Campanal y Berrocal formaron la llamada “Delantera Stuka”. Seis jugadores para cinco puestos, pues en aquellos años se jugaba con un 2-4-4.

    La efectividad del Junkers JU 87 fue dudosa (ya lo comentamos no hace mucho en otro artículo tuyo), pero la de esta delantera fue definitiva y letal. Ganaron las Copas de España de 1935 y 1939 y acariciaron el título liguero en la temporada 1940/1941 (perdieron aquella Liga en el último partido en Alicante, al empatar con el Hércules). La Liga que ganó el Sevilla llegaría en la temporada 1945/1946, después de la “Delantera Stuka”. Torrontegui jugó siempre en el Sevilla F.C., desde 1934 hasta 1943.

    Un fuerte abrazo.

    • Hola Ernst,
      si te soy sincero, conozco muy poco de la historia de la Liga en España. Con eso de que no nací aquí y el hecho de que me gusta el fútbol, pero tampoco le doy demasiada importancia, me pierdo un poco. Me encantó lo de la “Delantera Stuka”, de verdad existió? Tampoco me extrañaría, dado que en esos tiempos al avioncito se le consideraba, o era, de lo mejor que había en ese momento. Pero macho, tú deberías escribir un blog, estás lleno de conocimientos! En serio, me dejas pasmado a veces con lo que sabes…además, entiendes de béisbol, que en España es como si entendieses de física termonuclear…
      Muchas gracias como siempre, y un abrazo!

  3. Corrijo un error de mi anterior comentario. El sistema de juego de los años 30 y 40 era un 2-3-5, con sólo dos defensas, tres mediocampistas y cinco delanteros. La “Delantera Stuka” disponía de seis jugadores para cinco puestos.

  4. Jajajajajajajajaja. Bueno, lo del 2-3-5 lo aclaré porque no salían los números. Qué distinto aquel fútbol a éste de hoy día.

    Reconozco que esta mítica delantera es poco conocida fuera de Sevilla. Desde luego, aquí fue y es muy popular la “Delantera Stuka”, especialmente entre los seguidores del Sevilla F.C. (no tanto entre los béticos, aunque más de lo que la gente cree). Qué lástima que no pueda poner aquí un fotomontaje de aquella época, con aquellos delanteros “posando” delante de un Junkers JU 87 de la Serie G (el de la “Operación Ciudadela”, Kursk). Quizás te lo envíe a tu correo, merece la pena verlo Jesús.

    El último superviviente de aquella delantera, José López Jiménez, cumplió 102 años el pasado 9 de junio.

    Toda una institución…………aquí en Sevilla.

    • Hola Ernst,
      sorry for the delay… Es verdad que el fútbol ha cambiado mucho en las últimas décadas, como todo. El mundo evoluciona, así como la sociedad y todos, o casi todos, sus aspectos.
      En serio que el tema de la “delantera Stuka” es muy apasionante, especialmente por la época en la que jugó. Dudo mucho que ahora la corrección política permitiera que se utilizase ese nombre. 😛 Así es nuestra civilización actual. En cualquier caso, el Sevilla de los últimos años no puede quejarse. No sé cuántas copas de la UEFA llevan ya. Sólo falta la Liga, a ver si llega pronto.
      No garantizo nada, pero voy a ver qué encuentro, seguro a la gente le gusta el tema…
      Nuevamente mil disculpas, pronto conocerás la razón.
      Un abrazo.

Comments are closed.