De cómo nació la república bananera.

Durante la Exposición del Centenario de 1876, hubo varios claros triunfadores. En sus impresionantes pabellones de hierro y metal construidos a las afueras de Philadelphia, se mostró al público por primera vez el teléfono. No muy lejos de ahí, los estadounidenses pudieron probar tres alimentos desconocidos, las palomitas de máiz, el ketchup de Heinz, y las bananas. La popularidad de las últimas tendría una fuerza tal que en pocos años daría origen al término república bananera.

En ciencia política, una república bananera es un país cuyo gobierno está controlado por una oligarquía, y que depende por lo general de un sólo producto de exportación. Dicho gobierno es por lo general inestable, corrupto, y al servicio de la empresa o empresas que controlan las tierras y los medios de producción. Y todo empezó con las bananas.

republica-bananera

La United Fruit Company

Corría el año de 1870, cuando el Capitán de Goleta Lorenzo Dow Baker hizo un viaje a Jamaica. Ahí, compró un cargamento de bananas, una fruta prácticamente desconocida, y llevó el cargamento a Boston. La fruta que todo un éxito y, a pesar de que la vendió a muy buen precio, obtuvo una ganancia del 1000%.

Convencido de que tenía un buen negocio entre manos, Baker fundó una empresa con varios inversores, la L.D. Baker & Co. A partir de 1885, y tras algunas fusiones, esta pasaría a llamarse la Boston Fruit Company. Baker no fue el único en ver las posibilidades.

Entra en escena un oscuro personaje, Henry Meiggs, cuyos muchos fallos en los negocios y algún fraude le obligaron a escapar a Sudamérica. Ahí, Meiggs construyó varias líneas de ferrocarril en Chile y Perú, y llegó a ser uno de los hombres más poderosos en el último. A mediados de la década de 1870, comenzó a construir una línea de ferrocarril en Costa Rica, pero la muerte cortó sus planes.

Fue su sobrino, Minor C. Keith, quien terminaría la línea. Durante la construcción, Keith decidió establecer plantaciones de bananas para alimentar a sus trabajadores. Al final, Keith se dio cuenta de que la fruta producía muchos más beneficios que los trenes. Keith fundó la Tropical Trading and Transport Company, dedicada al comercio de la fruta. En 1899, La TTTC se fusionó con la Boston Fruit Company para crear la United Fruit Company.

Oligopolio

Hacia finales del siglo XIX, la UFC era una de las tres grandes, junto con la Standard Fruit Company y la Cuyamel Fruit Company. Estas tres empresas dominaban el mercado de la fruta en Centroamérica, además de en algunas islas del caribe y Colombia. Eran dueñas de buena parte del territorio de cada país, 50% en Honduras por ejemplo, y la mayor fuente de empleo en toda la región.

Emporio de la United Fruit Company, república bananera

Y no habían llegado ahí limpiamente. Por ejemplo, en 1885, el gobierno de Costa Rica no podía pagar a Keith por la construcción de la vía ferroviaria. El empresario renegoció la deuda con el gobierno, pero a cambio se llevó miles de hectáreas de tierra cultivable y la concesión de los ferrocarriles por 99 años.

El Pulpo

En Honduras, la UFC recibió 500 hectáreas por cada kilómetro de ferrocarril construido, a pesar de que la UF seguía siendo la dueña de todas las línea. Los hondureños comenzaron a referirse a la empresa como “El Pulpo”, por su capacidad de meter sus tentáculos en todos los aspectos de la administración del país. En aquel entonces, no había mejor ejemplo de república bananera, gracias a la UFC.

En 1907, Samuel Zemurray, un ruso nacionalizado estadounidense, compró 6,000 hectáreas en la costa caribeña de Honduras para su empresa, la Cuyamel FC. Entre sus socios estaba un ex-presidente hondureño, el General Manuel Bonilla. Otro miembro de grupo era el General Lee Christmas, un mercenario con experiencia en los ferrocarriles que ya había cambiado de bando varias veces.

Samuel Zemurray

Samuel Zemurray.

En 1910, Zemurray, Bonilla y Christmas organizaron un golpe de estado contra el Presidente Miguel Dávila. SIn éxito, los tres se refugiaron en Guatemala, donde Zemurray ya tenía otras propiedades. Al año siguiente, volvieron a intentarlo, logrando colocar a Bonilla nuevamente en la presidencia. Obviamente, Zemurray y la Cuyamel FC se beneficiaron ampliamente.

Nace la República Bananera

En 1897, William Sydney Porter llegó a Trujillo, en Honduras. Porter había escapado de Texas tras un asunto de malversación de fondos en un banco en el que trabajó. Pero Porter era también un escritor que llevaba años vendiendo sus historias a diferentes diarios y revistas. Durante los seis meses que pasó en Trujillo, escribió una novela situada precisamente en un pueblo de un país latinoamericano.

trabajadores-de-la-ufc, república bananera

En ese libro, titulado Cabbages and Kings (Repollos y Reyes), Porter acuñó la palabra República Bananera (Banana Republic) para referirse a un país tropical dependiente de la agricultura. Era una clara alusión a cómo se manejaban los asuntos de las empresas fruteras dentro de cada país.

El cenit

Durante la primera mitad del siglo XX el negocio frutero creció sin freno. Cuyamel en Honduras, United en Guatemala, y la Standard Fruit de los hermanos Vaccaro en ambos, cada una era un estado dentro de un estado. Tenían sus propias zonas residenciales, estaciones, puertos, líneas de ferrocarril, eléctricas y de teléfono. Con tanto poder no es difícil de entender que pudiesen controlar a los gobiernos locales.

Luego, en 1924, Zemurray decidió vender Cuyamel a la United a cambio de acciones, y retirarse. Cuando el crash de 1929 hundió las acciones de la United, Zemurray compró todas las que pudo hasta convertirse en accionista mayoritario. Él mismo se nombró Consejero Delegado, puesto que ocupó hasta 1954.

En 1928, la UFC se vio involucrada en la matanza de varias decenas de campesinos en Colombia. Las víctimas eran trabajadores de la UFC en huelga, y los militares responsables dijeron haber actuado bajo órdenes de los ejecutivos de la compañía.

La CIA ayuda

En 1944, una rebelión popular en Guatemala había acabado con la dictadura de Jorge Ubico. El ganador de las primeras elecciones, Juan José Arévalo, se dispuso a transformar a su país. No quería una república bananera, sino una democracia liberal capitalista. Instituyó el salario mínimo y el sufragio universal, y mejoró la educación pública. Su Secretario de Defensa, Jacobo Árbenz, fue elegido su sucesor en 1950. Árbenz se propuso continuar las reformas de Arévalo, y de aplicar una reforma agraria.

jacobo-arbenz

El presidente Jacobo Arbenz

Ni las mejoras laborales ni la reforma de la ley de propiedad gustaron mucho a la United Fruit. El aumento de los salarios y la expropiación de algunas tierras eran un torpedo a la línea de flotación de sus cuentas. Acostumbrada a hacer lo que quería en su república bananera, la UFC preparó un plan para derrocar a Árbenz.

El complot empezó en Washington, donde los lobbistas de la UFC corrieron el rumor entre los legisladores, que Árbenz era un comunista y pensaba montar su dictadura ídem en Guatemala. En aquellos años de Macartismo los rumores fueron bien recibidos. Ayudó a la UFC que entre sus socios estuviesen varios importantes políticos. Entre ellos los hermanos Dulles, John Foster, Secretario de Estado, y Edgar Allen, Director de la CIA.

El embajador de Estados Unidos en la ONU, Henry Cabot Lodge, era accionista de la UFC. Nadie con poder en Washington quería que la empresa frutera perdiese dinero.

El golpe

Ya en 1952, el Presidente Truman había autorizado una operación contra Árbenz, que tuvo que ser abortada días antes. En 1954, su sucesor, Dwight Eisenhower, dio la luz verde final Success (Éxito). Al principio más bien podía haberse llamado Operación Fallo.

Los 480 insurgentes entrenados por la CIA y liderados por Carlos Castillo Armas, entraron en Guatemala desde Honduras el 18 de junio de 1954, pero fueron fácilmente rechazados por las fuerzas gubernamentales. La CIA tuvo que utilizar sus propios aviones para bombardear la capital, y el Palacio Presidencial, y utilizó la radio para intimidar al ejército. Ante la falta de apoyo de los militares, Árbenz finalmente capituló el 27 de junio, y marchó al exilio meses después.

La United Fruit Company había cambiado otro gobierno, cumpliendo con su cometido de mantener el estilo de la república bananera. No era que un país fuese tercermundista lo que marcaba el apelativo. Era la misma compañía frutera la que quería mantener así a sus países anfitriones.

La United Fruit Company y sus sucesoras, crearon y promovieron el concepto de república bananera. Era su intención controlar  a un país y a su gobierno para explotar sus tierras y a sus trabajadores. De paso, arrastró a la CIA y al propio gobierno norteamericano.

La United Fruit Company continuó su marcha durante algunos años más. Sin embargo, su reputación había sufrido en el affair de Guatemala. En 1968 fue comprada por el inversor Eli M. Black. La UFC sufrió grandes pérdidas cuando el huracán Fifi destruyó muchas de sus plantaciones en Honduras, y Black se suicidó. La empresa fue entonces integrada dentro del American Financial Group, y su nombre cambiado a Chiquita.

chiquita-banana república

En 1975 Chiquita fue acusada de haber sobornado al entonces presidente de Honduras, Oswaldo López, que fue depuesto. En 2004, Chiquita fue denunciada por el Fiscal General de los Estados Unidos. También por familiares de unos misioneros estadounidenses asesinados en Colombia. Según la denuncia, Chiquita había contratado a miembros de las FARC para proteger sus plantaciones.

Las viejas formas nunca mueren.

Nota: Alguno echará de menos más información sobre la Masacre de las Bananas. La única razón por la que apenas la menciono es porque pienso dedicarle un artículo entero el evento.

Os dejo un vídeo, en inglés, sobre el golpe de estado en Guatemala.

6 thoughts on “De cómo nació la república bananera.

    • Hola Nico,
      tan pronto como pueda. Quiero empaparme muy bien en el tema y hablar con algún experto. Yo mismo tengo mucha curiosidad… 😛
      Muchas gracias y un saludo.

    • Hola 300,
      yo lo llamaría más bien corporativismo salvaje. El capitalismo no acepta monopolios, y mucho menos la intervención del gobierno en la economía. Cuando una o más empresas se alían con un gobierno para controlar un mercado, se llama corporativismo, salvaje en este y en cualquier caso, pues no existe la libertad de mercados, ni la individual.
      Muchas gracias y un saludo.

  1. Hola Jesus te saludo desde Guatemala me encanta tus investigaciones las comparto con mis amigos, esta en especial que habla de mi Pais me encanto gracias por compartirla. FELICITACIONES por tu canal en Youtube esta de 100pts… Feliz Dia Jesus

    • Hola Celeste,
      (primero que nada, qué bonito nombre… ;)) Segundo, muchas gracias por tus amables palabras. Es un poco desafortunado que tenga que mencionar a la bella Guatemala en un mal momento, con tanta y tan importante historia que hay detrás. Desde hace tiempo que quiero hacer algo más extenso sobre los mayas, y ahí tu terruño queda muy bien parado.
      Muchas gracias nuevamente y un cordial saludo.

Comments are closed.