El saludo nazi: ¿de origen romano?

Hace ya tiempo que había pensado en este artículo, pero una conversación con un amigo me ha empujado a no dilatarlo más. La charla versaba sobre el supuesto origen romano del saludo nazi, y es un tema que tocaré hoy, pero aprovecho para examinar más a fondo los diferentes tipos de saludo nazi, y sus orígenes.

Como todos los regímenes totalitarios, desde la antigüedad hasta el presente, el Tercer Reich de los nazis dio mucha importancia a la propaganda y a los símbolos. Hitler y Goebbels, el Ministro de la Propaganda nazi, o sabían, y no escatimaron esfuerzos para promoverlos e imponerlos.

Ya vimos en otro artículo como Hitler adoptó un símbolo de la antigüedad, la esvástica, para su movimiento. Algo parecido hizo con el saludo nazi, cuyo origen muchos achacan a los romanos. Dicho origen, sin embargo, es discutible y de eso precisamente quiero hablar.

saludo nazi

Tipos de saludos nazis

Cuando hablamos de saludos nazis, generalmente nos referimos a dos tipos, al gesto de levantar y extender el brazo, y al uso de la palabra ¡Heil! Ambos tienen supuestos orígenes romanos, del primero no hay evidencia, del segundo sí.

El ¡Heil! Se puede traducir como el ¡Ave! de los romanos, ¡Salve! En español. Por lo general se utilizaba de varias maneras, para saludar a cualquier persona, ¡Heil Hitler!, para saludar al mismo Hitler, ¡Heil Mein Führer!, o como respuesta al orador en los grandes rallys nazis, ¡Sieg Heil! (Salve a la Victoria).

Los nazis no fueron los primeros en utilizar el ¡Heil!. El crédito se otorga al movimiento pangermanista surgido a raíz de la unificación de Alemania en 1871. Algunos nacionalistas alemanes en Austria, al ver que su país se quedaba fuera, resucitaron los sentimientos que ya habían surgido durante las guerras napoleónicas.

A principios del siglo XX, especialmente en Austria, país natal de Hitler, ya era común escuchar el saludo ¡Heil!, indudablemente una copia del saludo romano. No obstante, el origen del gesto del brazo es diferente.

El brazo levantado, ¿romano?

Desde muy joven creí, como muchos, que los romanos saludaban levantando el brazo a la manera de los nazis. Fue un profesor quien me abrió los ojos, sugiriendo que no existía ninguna evidencia visual o escrita de que los romanos hicieran tal saludo. “Es verdad” decía, “que hay muchas pinturas modernas, y sobretodo películas, en las que vemos a los romanos haciendo dicho saludo, pero son modernas”.

En aquel entonces mencionó una pintura, que tuve que buscar en Wikipedia, que fue la primera en la que se muestran a romanos con la mano levantada y extendida. Se trata de la obra del francés Jacques-Louis David, “El Juramento de los Horacio”, de 1784. En dicho óleo se puede ver a los hombres de la familia con el brazo levantado y erguido y con la palma hacia abajo, a la manera del saludo nazi.

El Juramento de los Horacio

El Juramento de los Horacio.

El problema es que, como decía mi profesor, no existe ninguna imagen o texto de la Antigua Roma que muestre o describa dicho saludo. Los que defienden dicha teoría, suelen llamar la atención a una de las placas de la columna de Trajano, en la que se ve a un puñado de soldados con la mano levantada saludando a su emperador.

Pero, si nos fijamos bien en dicha imagen, el gesto no es el mismo que usaron los nazis dos milenios después. Tienen la mano levantada, sí, pero no completamente extendida, y sin sostener la palma hacia abajo. Es más bien el mismo gesto que puede hacer cualquiera para saludar. Además, insisto, es la única instancia de algo parecido al saludo nazi que hemos encontrado en la Antigua Roma. 

Placa 53 columna de Trajano

Placa 53 columna de Trajano (detalle).

¿De dónde salió el saludo “romano”/nazi?

Los historiadores apuntan, primero, al “Juramento de los Horacios”. Según los expertos, diversos artistas copiaron el gesto en sus obras en los siglos XVII y XIX, popularizando la creencia de que dicho saludo era romano.

Ya en el siglo XX, la película muda italiana “Cabiria”, situada en la Segunda Guerra Púnica, muestra a los soldados romanos haciendo el que más tarde conoceríamos como el saludo nazi. Pero hay otro detalle. Uno de los productores y guionistas de “Cabiria”, fue el líder ultranacionalista italiano Gabriele D’Annunzio (imagen), quien bien podría considerarse Gabriel D'Annunziocomo el precursor de Mussolini.

Poco después de la Primera Guerra Mundial, los aliados rompieron su promesa de entregar Fiume (actual Rijeka, Croacia) a Italia. D’Annunzio, que se había distinguido como militar en el conflicto, organizó una tropa de 2,800 hombres, entre militares y nacionalistas, y entró en la ciudad, expulsando a los administradores británicos, franceses y estadounidenses.

El objetivo prioritario de D’Annunzio era que Italia se anexionara la ciudad, con buena parte de su población italoparlante, pero el gobierno italiano se negó, y rechazó la invasión de D’Annunzio. Este respondió creando la Regencia de Canaro en septiembre de 1920, erigiéndose a sí mismo como líder, y adoptando el título de Duce. También instauró el saludo del brazo erguido y extendido.

Saludo fascista

Sobra decir que, el otro Duce, Mussolini, copió varios de los elementos de D’Annunzio, empezando por el título y por el saludo. Cuando los fascistas llegaron al poder en Italia en 1922, el saludo “romano” ya había sido adoptado mayoritariamente por ellos.

Ahora bien, sabemos que Hitler era un admirador de Mussolini, y que en cierta forma se inspiró en el Partido Fascista para crear su propio movimiento nacionalista. En 1923, algunos líderes nazis ya utilizaban el saludo fascista como saludo nazi y, aunque Hitler dijo que se había inspirado en la historia alemana, admitió que él empezó a utilizarlo después de que el Duce lo hubiese puesto de moda.

mussolini

Hubo algunos nacionalistas alemanes que se quejaron de copiar un gesto italiano. Rudolf Hess, adjunto de Hitler, publicó en 1928 un artículo en el que afirmaba que el saludo ya se usaba en Alemania antes de que los italianos lo adoptaran, pero no pudo probarlo. En cualquier caso, y tras la llegada de los nazis al poder en 1933, el saludo nazi se hizo obligatorio.

Dos detalles. Primero, Hitler respondía al saludo que se le hacía de dos maneras diferentes: de lejos, por ejemplo, frente a las grandes concentraciones en Nuremberg, respondía con el saludo nazi regular, con el brazo en alto, extendido y la palma hacia abajo; y de cerca, cuando alguien lo saludaba, él simplemente levantaba el brazo pegado al cuerpo, y la mano la llevaba hacia arriba con la palma miraba al cielo.

Saludo nazi en Nuremberg

El segundo detalle, es que, al escribir, no había una obligación de hacer referencia al Führer. Sin embargo, los altos cargos del partido o del gobierno solían firmar sus cartas con un ¡Heil Hitler!, o simplemente un H.H.

Judíos y prisioneros comunes tenían prohibido usar el saludo nazi.

Saludo nazi o el campo de concentración

Fue un decreto del Ministro del Interior Wilhelm Frick, el que obligaba a todos los funcionarios públicos a utilizar lo que él y otros llamaron el “saludo Hitler”. Gradualmente la obligación se fue extendiendo, hasta abarcar a todos los ciudadanos y en cualquier circunstancia.

En las calles de Alemania aparecieron pequeñas placas metálicas recordando a los habitantes su obligación. A los niños se les enseñaba en las escuelas a saludar a los maestros con el saludo nazi, y estos debían reciprocar. En todos los medios, desde los carteles de propaganda hasta el cine, se obligaba a todos los modelos y actores a utilizar el saludo nazi, so pena de recibir una paliza, o ser enviado a un campo de concentración.

Curiosamente, los únicos que no estaban obligados a levantar la mano y gritar ¡Heil Hitler!, eran los miembros de la Wehrmacht. En los primeros años del Tercer Reich, Hitler buscó ansiosamente su apoyo, y les permitió seguir saludando tradicionalmente. A partir del atentado del 20 de julio de 1944, llevado a cabo por oficiales de la Wehrmacht, el saludo nazi se convirtió en obligatorio también para los militares.

Te puede interesar: Los soldados judíos de Hitler.

Coincidencias

Cuando era niño, en mi colegio teníamos una ceremonia llamada la “inauguración Deportiva”, un festival similar al de la apertura de los Juegos Olímpicos, en el que todos los equipos marchábamos alrededor del colegio. Al pasar por el palco de las autoridades, levantábamos el brazo hacia la derecha, hacia el balcón, extendido y con la palma hacia abajo, girando también la mirada en ángulo de 45 grados.

Ya algo mayorcito, pensé que mucha gente podría confundirlo con el saludo nazi, y como muchos, yo creía que en realidad era el saludo romano. Ahora sé que ambas explicaciones son incorrectas, pues aquel saludo, a pesar de las similitudes, es el saludo olímpico. Precisamente para evitar confusiones, este saludo ha dejado de utilizarse.

El saludo olímpico, no es lo mismo...

El saludo olímpico, no es lo mismo…

Otro saludo similar, por no decir idéntico, es el llamado Saludo Bellamy, por el Secretario de Educación estadounidense Francis Bellamy. Ideado por el periodista James B. Upham para acompañar el juramento de lealtad a la bandera, el Saludo Bellamy era una copia del ya conocido como “saludo romano”. Durante la Segunda Guerra Mundial, el Presidente Roosevelt ordenó que se cambiara por el actual gesto de llevarse la mano al pecho. Los nazis lo mancharon todo.

Conclusión

El saludo nazi no es de origen romano, pero sí se inspiró en un saludo que se creía romano. Los fascistas italianos lo adaptaron, copiando su uso al nacionalista Gabriele D’Annunzio, y este a su vez lo tomó de la cultura popular en referencia al poder y el señorío romano.

Los nazis, a su vez, se lo copiaron a los fascistas, y pronto lo hicieron el saludo obligatorio en la Alemania nazi. En cualquier caso, sólo un gesto, pero uno que en muchos países está prohibido, como muchos otros símbolos de los nazis. Eso sí, el puño en alto sigue muy en boga…

10 thoughts on “El saludo nazi: ¿de origen romano?

  1. Alguien me comentó una vez que también ya en su día la falanges romanas saludaban así y claro en la época de la España falangista era su saludo porque se daba a entender o sobreentender la extensión de las falanges de una mano hacía un cielo azul y juramento con Dios y la patria. Supongo que me mentiría porque esa historia no hay quien se la crea , al menos por mi parte y mis principios políticos.

    • Hola Carlos,
      Yo creí también que los romanos hacían ese saludo durante muco tiempo, hasta que me enseñaron que no hay ninguna evidencia al respecto. Parece ser que todo vino por la pintura de Jaques-Louis David, cuyo gesto copiaron los fascistas italianos, los nazis, los falangistas españoles, y quién sabe cuántas organizaciones más. Para mí no es más que un gesto con la mano, que puede interpretarse de muchas maneras, y que seguro ya se usaba hace miles de años. Eso sí, quería contar esta historia.
      Mil gracias por tus palabras. Un cordial saludo.

  2. No obstante, me gustaría añadirte, que a pesar de la no constancia de su uso por lo romanos, conforme a fuentes históricas fiables, lo cierto es que igualmente s e ha atribuido su origen en el saludo ibérico(de hecho, las doctrinas falangistas en nuestra infancia, lo denominaban saludo nacionalsindicalista) insistiendo en la formación de un angulo de 45º con la vertical del cuerpo.He encontrado varias referencias al arqueólogo aragonés Juan Cabré Aguiló, quien al parecer descubrió dicho origen ibérico, si bien las representaciones cerámicas y esculturas que he visto, no coinciden con el saludo tal y como lo conocemos (45 º) si bien si con la mano extendida y la palma hacia abajo o vista d e frente (para ver que no porta armas, en símbolo de paz) .
    No pretendo una reivindicación panhispanismo, al fin y al cabo, no es relevante a quien le copiaron el saludo. Seguro que el mismo ya existía antes del contacto de los iberos con Hispania, es una forma lógica de mostrar al adversario paz , puesto que ve ve l a mano desnuda d e armas.
    Atribuir l a gloria de su invención a unos u otros, es como reivindicar la iglesia católica la posición del misionero.
    Estoy contigo, que finalmente el fantasma del nazismo, lo mancho todo , desde la esvástica al saludo. Quizás tengamos que tener más “memoria histórica” y menos rencor e ignorancia.

    • Hola Ángel,
      precisamente ayer un amigo me mencionó la misma posibilidad, y yo digo, ¿por qué no? La verdad es que creo que es un gesto tan sencillo de hacer, tan obvio, que seguramente muchos lo hicieron en muchas partes del mundo, antes de los romanos. Es algo casi innato, levantar el brazo a manera de saludo, hay muy poco trecho a hacerlo de manera marcial.
      Y sí, que yo sepa, la Falange española, al igual que sus primos fascistas italianos y nazis alemanes, también adoptaron el gesto del brazo erguido como saludo. Por mi, cómo si se llevaran el puño a la sien, al igual que el Frente Popular de Judea… 😛
      Mil gracias y un cordial saludo.

  3. Gracias Jesús. Como siempre muy fácil de leer y muy completo. Realmente eres una fuente de sabiduría y de información.
    Es un verdadero placer para los aficionados de la Historia de ver aparecer tus blogs en la pequeña pantalla.

    Muy cordial saludo, compañero. 😉 y hasta pronto.

    • Hola Eugene,
      tus palabras realmente me halagan. Me considero sólo un mensajero, con la misión de contar las historias que conozco, y lo hago de la mejor manera que puedo, sencilla y sin aspavientos. Es un honor tener a alguien como tú entre mis lectores.
      Mil gracias y un abrazo!

  4. Hola Jesús,
    pues mira por donde aunque no me lo había planteado lo habría relacionado con los romanos. Yo solo añadiría a tu interesante artículo que el cuadro “El Juramento de los Horacio” es magnífico. Pude verlo en el Louvre y sus dimensiones (más de cuatro metros de largo) me impresionaron.
    Un abrazo

    • Hola Francisco!
      Somos muchos los que durante mucho tiempo hemos creído que el saludo nazi era de origen romano, pero yo ya he dejado de creerlo. Al menos que yo sepa, no hay evidencia al respecto, pero sí la hay sobre el hecho de que el cuadro en cuestión lo puso de moda. Y qué razón tienes, es una pintura magnífica!
      Mil gracias por tus amables palabras. Un fuerte abrazo.

  5. Siento discrepar pero EXISTEN MONEDAS ACUÑADAS EN DISTINTA ÉPOCA CON EL MISMO SALUDO.

    de hecho sin ninguna intención ya que no sigo el blog, se sibasto una en 600.000. Francos hace poco

    La posición de la mano hacia arriba o abajo no es el saludo, y menos tratandose de que en la moneda aparece la Guardia Pretoriana.

    En este enlace hay tres distintas pero hay mas

    http://monedas-
    antiguas.blogspot.com.es/2016/08/uno-de-los-mas-bellos-sestercios-del.html?m=1

    • Hola Carlos, no funciona el enlace… 😛 Nunca he visto una moneda en el que se ve el saludo que llamamos “nazi”, y no conozco a nadie que las haya visto. Precisamente por eso me interesa, sería un gran descubrimiento.
      Espero encontrarlas de algún modo.
      Muchas gracias y un cordial saludo.

Comments are closed.