De cómo un abstemio fundó el turismo moderno.

Comparte con tus amigos !!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrShare on RedditShare on StumbleUponShare on YummlyDigg thisBuffer this page

En estos días de Operación Bikini, la televisión no deja de anunciar ofertas de viajes. Es impresionante la variedad que el turismo moderno pone a nuestro alcance. Desde cruceros por el Mediterráneo y el Caribe, hasta safaris en Sudáfrica. Y todo al alcance de un click.

Uno de los primeros productos que compramos en internet fueron los billetes de avión. Las aerolíneas se pusieron pronto las pilas con su presencia en la red, y el ahorro de las comisiones de las agencias de viajes eran muy tentador, y lo sigue siendo.

Ya son pocos los que acuden a una agencia de viajes física. La mayoría investiga, reserva y compra gracias a alguno de los muchos portales que organizan y venden todo tipo de viajes.

Pero, a pesar de que muchas agencias de viajes han cerrado en las últimas décadas, este modelo de turismo sobrevive. Lo curioso es que todo empezó gracias a un hombre que promovía la abstinencia.

Thomas Cook, turismo moderno

Thomas Cook.

Thomas Cook

El hombre al que prestamos atención hoy fue el primogénito de John y Elizabeth Cook. Nació en el pueblo de Melbourne, Inglaterra, el 25 de noviembre de 1808. A los tres años, el pequeño quedó huérfano de padre, pero muy pronto su madre se volvió a casar.

En cualquier caso, los Cook era de familia humilde, y el niño Thomas tuvo que dejar los estudios y empezar a trabajar a los 10 años. Primero trabajó ayudando a un vecino que tenía un puesto en un mercado. Cuatro años después, entró como aprendiz en una carpintería.

Ahora bien, Thomas pertenecía a una familia de muy estrictos protestantes. Bautista, para ser exactos, y así fue educado. A los 18 años, fue nombrado pastor, y comenzó a viajar a las aldeas cercanas a predicar.

Más importante para su futuro, y el del turismo, Thomas se comprometió a los 26 años a no beber alcohol. Ya como parte del Movimiento de Abstinencia, muy popular en aquellos días, Thomas organizó reuniones de abstemios y protestas en las calles.

Turismo de abstemios

Un día de 1841, Thomas caminaba desde su casa en el pueblo de Market Harborough a Leicester. Se dirigía a una reunión del Movimiento de Abstinencia a la que solía acudir. La distancia de más de 20 kilómetros le dio mucho tiempo para pensar.

Apenas unos meses antes, se había inaugurado una línea de ferrocarril desde Leicester a otro pueblo cercano, Loughborough, donde Cook tenía a varios conocidos. Dándole vueltas al asunto, a nuestro amigo se le ocurrió organizar un viaje para todos los vecinos de Loughborough que quisieran unirse al Movimiento.

La estación Midland de Leicester, destino de la primera excursión de Thomas Cook.

La estación Midland de Leicester, destino de la primera excursión de Thomas Cook.

El 5 de julio de 1841, Thomas estaba en la estación de tren de Loughborough. Le acompañaban 500 personas, las cuales habían pagado un Schilling (la vigésima parte de una libra) por el billete redondo a Leicester. Cook repitió el mismo viaje tres años seguidos,

En 1845, Cook fue más lejos, literalmente, cuando llevó a un grupo de abstemios desde Leicester a Liverpool. La distancia fue de 180 kilómetros, en cada trayecto, y Cook se ofreció también a arreglar las reservas de hotel.

En este viaje, Cook ganó sus primeros beneficios, y más que nada porque antes su única intención era promover el dile-no-al-alcohol. Cook también añadió un programa de viaje, con mapas y algunas recomendaciones.

Un año después organizó un viaje al sur de Escocia para 350 personas. Todo iba incluido en el precio, y el viaje ya no era sólo para abstemios, cualquiera podía unirse. Había nacido el turismo moderno.

También te puede gustar: La primera vez que una mujer le cogió el coche a su marido e hizo historia.

El mundo en un pañuelo

La expansión del ferrocarril y del telégrafo fueron cruciales para la internacionalización del modelo de turismo de Thomas Cook. En 1851, 150,000 personas compraron sus billetes para visitar la Gran Exposición de Londres. Cuatro años después, Cook llevó a dos grupos en su Poster de Thomas Cook & Son.primer “Tour”, paseando por Bélgica, Alemania, y terminando en París.

En la década de 1860 Thomas Cook expandió sus destinos, añadiendo Italia, Egipto y Estados Unidos. Para entonces ya tenía oficinas en cinco países, y vendía más de un millón de billetes al año.

Desde los primeros años, John Mason, el hijo de Thomas, ayudaba a su padre en el negocio. En 1872, John entró en  la sociedad, y Thomas Cook pasó a llamarse Thomas Cook & Son. Para entonces el fundador del turismo moderno ya tenía 64 años, y poco a poco dejó el negocio en manos de su heredero.

Turismo de masas

Thomas Cook no sólo fue pionero en la organización de vacaciones. Fue él también quien introdujo el concepto de billete redondo. Hasta que él lo propuso, los ferrocarriles sólo vendían billetes de un trayecto.

Cook también creó cupones que sus clientes podían cambiar por comidas en restaurantes o noches en hoteles. Cada día más y más de estos negocios querían entrar en la lista de Cook para beneficiarse de dichos cupones.

En Italia, Thomas Cook introdujo una especie de cheques de viajero, cupones que la gente podía cambiar por liras a un tipo de cambio acordado por adelantado. Se dice que los cheques de Thomas Cook fueron tan populares que ayudaron a establecer la lira, recién introducida, como divisa.

Además, en sus oficinas, Thomas Cook vendía guías de viaje (encargadas o escritas por él), y equipo para sus clientes: mapas, binoculares, mochilas, etc. Todo esto mucho antes de que a Cook le surgiera competencia.

Vida y muerte de un abstemio

Thomas Cook murió en Bergen, Noruega, en 1882. Hacía ya unos años que vivía retirado. Su empresa fue la pionera en viajes organizados, la creadora del turismo moderno, y de muchos de sus elementos.

Durante décadas, el  imperio creado por Cook y luego expandido por su hijo y nietos, fue la agencia de viajes más grande del mundo, con oficinas en más de 50 países. En la actualidad, Thomas Cook factura casi 10,000,000,000 (diez mil millones) de libras anuales, a un total de 20 millones de clientes.

Thomas Cook, inventor turismo moderno

¿Quién iba a decir que un abstemio iba a reinventar el turismo y crear un imperio? Seguramente él mismo no podía haberlo imaginado. Pero así fue, Thomas Cook quiso promover la abstinencia, y terminó millonario. Cosas de la historia.

P.D. Thomas Cook no ha patrocinado este artículo. Hasta donde sé, no conozco a nadie que trabaje en dicha empresa.

Comparte con tus amigos !!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrShare on RedditShare on StumbleUponShare on YummlyDigg thisBuffer this page

2 thoughts on “De cómo un abstemio fundó el turismo moderno.

  1. Gracias, Jesús, por ese “post” tan interesante.. más aún porque empezé mi vida de laboro trabajando por la S.A.B.E.N.A, la entonces compañia aerea belga. Tenía 19 años.

    Pasaron casi 50 años de carrera muy llena, pasando por más compañias , PAN AM y BRANIF, y agencias de viajes pequeñas y grandes.

    En el mundo del viaje a menudo se cambia de puesto de trabajo por razones múltiples.

    Confesarte que ahora me interesa más leer sobre viajes y ver documentales que el viajar propiamente dicho. ¿Será porque tengo ya 75 años y que mi interés para visitar lugares lejos ha disminuido por el cansancio que tales aventuras llevan?

    Un cordial saludo y un abrazo fuerte te da un aficionado a tus blogs super interesantes.

    Eugène, el Belga. ahora en el Devon.

    • Hola Eugene!
      No sabía que habías trabajado en turismo. Recuerdo muy bien Sabena, porque cuando era niño mi Papá viajó en ella más de una vez. Creo que aún existe, aunque como aerolínea regional. La gigantesca Pan Am, la gran dominadora de los cielos durante décadas, también desapareció (como seguro ya sabes). Recuerdo que fue un tal Juan Trippe quien la fundó, y cuya historia creo merecería unas páginas… Mira por dónde, me ha dado una idea! 😛
      Y bueno, saludos hasta Devon, espero que os haga buen tiempo para pasear.
      Mil gracias como siempre por tu valiosa aportación. Un abrazo!

Comments are closed.