¿Quién traicionó a Ana Frank y su familia?

Comparte con tus amigos !!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrShare on RedditShare on StumbleUponShare on YummlyDigg thisBuffer this page

La mañana del 6 de julio de 1942, Ana Frank, su hermana Margot, y sus padres, Otto y Edith, entraron en el ático del edificio donde Otto tenía su empresa. En ese espacio, los Frank, a quienes se unieron los van Pels una semana después, y el dentista Fritz Pfeffer en noviembre, se escondieron de los nazis durante dos años.

El pequeño apartamento de 46 metros cuadrados aún existe, en la Prinsengracht 263, en Amsterdam. Fue el escondite elegido por sus ocho ocupantes, todos judíos, para evitar la deportación a los campos de concentración.

Ana Frank, a sus 13 años, comprendía bien su situación. Sabía que sus vidas corrían peligro, y que en su encierro la vida sería rutinaria y aburrida. Ayudó que su padre le hubiese regalado un libro de autógrafos unos días antes de entrar en el ático. En ese libro escribió su diario.

Pero la joven autora alemana no sobrevivió. En agosto de 1944, el Sicherheitsdienst (servicio de seguridad nazi), entró en el edificio de Prinsengracht y encontró a los ocupantes del anexo. Todos fueron enviados a campos de concentración. Sólo uno volvió, y nadie sabe quién los delató.

La Casa de Ana Frank, Museo en la Prinsengracht 263

La Casa de Ana Frank, Museo en la Prinsengracht 263, Amsterdam.

La vida diaria de Ana Frank

El Diario de Ana Frank, en castellano (Die Achterhuis, El Anexo, en holandés original), es una de las crónicas hechas por adolescentes mejor conocidas de la historia. Fue uno de los libros más vendidos del siglo XX, y se sigue vendiendo, en más de 100 idiomas.Ana Frank

Con una candidez típica de la preadolescencia, Ana Frank confesó en cartas a su “Querida Kitty”, todo lo que sucedía en su ajustado confinamiento. Ana escribió en su diario sobre sus relaciones con su familia y el resto de los escondidos. De sus esperanzas para el futuro, de su desesperación por no poder disfrutar la vida, de sus descubrimientos sensuales.

El grupo en el Anexo era ayudado por antiguos amigos y empleados de Otto Frank. Miep Gies, Victor Kugler, Bep Voskuijl y Johannes Kleiman eran los únicos empleados que sabían del escondite. Ellos y sus familias llevaban comida y pertrechos, y noticias.

Todos ellos fueron detenidos por la GESTAPO, acusados de ayudar a los Frank y a los van Pels, pero todos sobrevivieron a la guerra, y ninguno fue considerado un traidor.

Entonces, el 4 de agosto de 1944, un grupo de policías alemanes entró en el edificio. Dos horas después, encontraron el escondite, y detuvieron a los Frank, a los van Pels y a Pfeffer. Desde el final de la guerra, mucho se ha especulado sobre quién pudo dar el chivatazo.

¿Quién traicionó a los Frank?

Desde un principio, uno de los sospechosos fue Martin Sleegers, un vigilante nocturno que, junto a otro policía, entró en la casa de Prinsengracht en abril de 1944. Habían entrado a investigar un robo, y aparentemente habían visto la estantería que cubría la puerta secreta al Anexo.

No hay, sin embargo, otras pruebas que apunten a su responsabilidad.

Tonny Ahlers (imagen) es otro candidato, según la biógrafa de Otto Frank, Carol Ann Lee. Tonny Ahlers, `posible delator de Ana FrankAhlers era miembro del NSB, el movimiento nazi en los Países Bajos, y había conocido a Otto Frank antes de la guerra.

El hijo de Ahlers, Anton, habló de su padre después de la publicación de la biografía de Otto Frank de Lee. Según él, Tonny era un hombre violento que siempre estuvo metido en problemas y con deudas constantes. Anton cree que fue Tonny Ahlers, su padre, quien traicionó a los Frank.

Willem van Maaren suele ocupar el puesto más alto en la lista de candidatos a traidores. Van Maaren era uno de los gerentes del almacén en el edificio de Prinsengracht. Testigos afirman que, en varias ocasiones, preguntó por qué tanta gente subía al ático.

En otra ocasión, van Maaren preguntó a los trabajadores si alguno había conocido a Otto Frank. Esta última cuestión, no obstante, tampoco es de extrañar. Frank había vendido la empresa a sus entonces dueños, y no es nada anormal preguntar si alguien  lo conocía.

Otros libros, investigaciones y artículos han sugerido un gran número de posibles culpables. Sin embargo, no se ha encontrado, hasta ahora, ninguna evidencia de culpabilidad en ninguno de los casos.

Relacionado: Los soldados judíos de Hitler

La no traición

El hecho de que tantas y tan exhaustivas indagaciones no hayan dado fruto, ha llevado a otros a pensar que es muy posible que la GESTAPO hubiese encontrado a Ana Frank, familia y vecinos, por casualidad. Varias circunstancias apuntan a esta posibilidad:

  1. El número de la oficina del Sicherheitsdienst en Amsterdam era privado, y no cualquiera podía llamar.
  2. Los policías estuvieron dos horas en el edificio antes de encontrar el escondite. Si alguien hubiera dado el chivatazo, sabrían desde un principio su localización.
  3. Los policías llegaron en un solo coche, y para llevarse a todos los detenidos tuvieron que llamar a otra unidad. Si supieran desde el principio que había ocho personas escondidas, hubiesen llevado más transportes.

Según parece, los policías que encontraron la Casa de Ana Frank no se dedicaban a buscar judíos, sino a combatir el fraude. Informes nazis confirman que sospechaban que en el almacén se distribuían cartillas de racionamiento falsas. Esa bien pudo haber sido la razón para visitar Prinsengracht 263.

Y seguimos en blanco

A pesar del paso de los años y de las numerosas investigaciones, no se ha podido dilucidar con exactitud quién traicionó a Ana Frank y su familia. Muchas pruebas circunstanciales, pero nada fehaciente.

Otto, Ana, Edith y Margot Frank

Otto, Ana, Edith y Margot Frank.

Es posible que nunca sepamos la verdad. No siempre se resuelven los misterios. Es más que posible que el delator de Ana Frank ya haya muerto y se haya llevado el secreto a la tumba. También existe la posibilidad de que hayan sido encontrados por casualidad.

Ana Frank murió junto a su hermana en el campo de Bergen-Belsen, después de haber pasado por Auschwitz, donde su madre murió de inanición. Se cree que Margot y Ana Frank murieron de tifus, en febrero o marzo de 1945. Un par de semanas después, el campo quedó liberado por los aliados.

Ana Frank murió a los 15 años, pero nos dejó un tesoro. Su diario es un ejemplo de supervivencia, un legado de esperanza. A estas alturas ya da un poco igual quién delató a Ana y su familia. Seguramente ya habrá muerto. Eso sí, sospecho que el misterio perdurará, y que en siglos futuros nuestros descendientes se lo seguirán preguntando.

 

Página web de la Casa Museo de Ana frank: http://www.annefrank.org/en/Languages/espanol/

Comparte con tus amigos !!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrShare on RedditShare on StumbleUponShare on YummlyDigg thisBuffer this page

2 thoughts on “¿Quién traicionó a Ana Frank y su familia?

  1. Excelente artículo señor Jesus, en la escuela todos hablaban del diario de Ana Frank y ahora que leo su trabajo creo que si fue cuestión de “casualidad” ya que en esos tiempos por lo que eh leído la GESTAPO no se andaba con juegos.

    Por otro lado le comento que hace unos días tomando unos tragos con viejos amigos del bachillerato salió el tema del General Porfirio Diaz Mori sobre que tanto bien o mal había ocasionado este señor a este bellísimo país, ya que por un lado atrajo la inversión extranjera haciendo que el país tuviera un crecimiento importante a los ojos de otras naciones, entre otros muchos logros tengo entendido que este General era un defensor de su país evitando que cortaran al país en 2 como pasó con el territorio de Colombia creando a Panamá y su famoso canal, por otro lado lo tachan de dictador y tirano algo que se ganó y que empezó a tomar fuerza por la situación de Rio Blanco en Veracruz (hace algún tiempo leí un articulo que realizó sobre Rio Blanco Veracruz y las tiendas de raya que por cierto estuvo excelente) le confieso que antes de adquirir estos datos históricos tenia una imagen muy deteriorada del General Díaz debido a un libro llamado “Mexico Barbaro” del señor John Kenneth Turner ¿usted que opina? le estaría muy agradecido esperando y no sea mucho pedir haga un trabajo sobre este polémico General, ya que soy un gran fan de usted y me apena no escribir en cada artículo que publica pero como decía mi abuelo “si no tienes nada que aportar escucha y aprende”
    Creo que me extendí mucho le pido una disculpa pero me apasionan todo tipo de temas y más cuando se trata de datos históricos, muchas gracias de antemano por leerme que tenga una excelente semana.

    • Hola Charly,
      muchas gracias por tan interesante comentario y por tus amables palabras. Así da gusto trabajar… 😛
      Tengo planeado escribir algo sobre Porfirio Díaz, un personaje sin duda muy interesante, y con tanta influencia sobre la historia de mi querido México. ya tengo algunas notas hechas, pero necesito aprender más, no quiero cometer errores.
      EN cualquier caso, puede que un día de estos te de la sorpresa. Voy a ver si encuentro aquí en Madrid el libro de México Bárbaro, o se lo pido a algún familiar. No quiero esperar hasta mi próximo viaje a mi tierra.
      Mil gracias nuevamente por dejarme estas líneas. Espero seguir viéndote por aquí. Un abrazo!

Comments are closed.