La Familia Manson y sus infames crímenes.

Ayer hablamos de Charles Manson, el fundador de la llamada Familia Manson, más que una unión fraternal, una comuna hippie que pronto derivó en un grupo de jóvenes manipulados, dispuestos a asesinar para satisfacer a su “mesías”.

Los asesinatos de la Familia Manson acabaron con la inocencia de la década del amor y paz, y Charles Manson fue su instigador. La intención del crimen, según confesaron miembros de la familia, era acelerar la esperada guerra racial entre blancos y negros, el “Helter Skelter” que Manson había predicho.

La noche del 8 de agosto de 1969, cuatro miembros de la familia mataron a seis personas inocentes. Entre ellas  la actriz Sharon Tate, esposa de Roman Polanski, y embarazada de ocho meses. El caso, obviamente, copó las portadas de la prensa.

La Familia Manson ya había matado y mataría después. En total, 10 hombres y mujeres fueron asesinados por miembros de la Familia Manson. El porqué de la mayoría de estos crímenes nadie lo sabe.

res de los miembros de la Familia Manson acusados por los crímenes: Susan Atkins, Patricia Krenwinkel y Leslie van Houten

Susan Atkins, Patricia Krenwinkel y Leslie Van Houten durante el juicio.

Helter Skelter

En San Francisco, Manson se labró una reputación como una especie de gurú. En el ambiente de drogas y amor libre de los sesentas, cualquiera que hablara sin que se le entendiera era digno de seguir.

Poco a poco Manson fue formando su “familia”. La mayoría eran mujeres jóvenes, cegadas por la personalidad estrafalaria de Manson. Algunas de ellas eran hijas de buenas familias que habían huido de sus hogares. Necesitaban una referencia, y en la Familia Manson la encontraron.

En una de sus múltiples estancias en la cárcel, Manson había oído hablar de la Cienciología. El sistema de autoayuda de Ronald Hubbard aún no se convertía en “religión”, pero ya capturaba almas al por mayor.

Como muchos otros “líderes espirituales”, Manson aprendió que podía manipular la voluntad de sus seguidores con una mezcla de espiritualidad, rebeldía y populismo. En un universo cargado de drogas, la distorsión de la realidad no es una tarea complicada.

A todo esto Manson añadió la música. En otra de sus vacaciones en prisión, había conocido a Alvin Karpis, un gángster de los años 20 y 30 (que vivió sus últimos años y murió en Torremolinos, España), que le enseñó a tocar la guitarra.

Manson, fan de los Beatles, llegó a escribir y grabar algunas canciones. Su favorita, “Helter Skelter” , se convirtió en una especie de himno para la familia Manson, y el leitmotiv de su buscada “revolución”.

La Familia Manson se va a Hollywood

Con alrededor de 20 miembros, la Familia Manson abandonó San Francisco y se estableció a las afueras de Los Ángeles. Manson buscaba entrar en el mundo de la música, y en la cárcel había obtenido algún contacto en Hollywood.

A finales de mayo de 1968, Dennis Wilson, (imagen) baterista y cofundador de los Beach Boys, encontró en la carretera a dos mujeres haciendo autostop. Wilson recogió a Patricia KrenwinkeDennis Wilson de The Beach Boys, Diciembre 1970. l y a Ella Jo Bailey, miembros de la Familia Mason, y las invitó a su casa, donde pasaron la noche.

En la madrugada de la noche siguiente, Wilson volvía a su casa después de una larga sesión de grabación cuando se encontró con Charles Manson en la entrada. El músico pensó que era un ladrón, pero Manson lo tranquilizó, y le besó los pies.

Dentro de la residencia, Wilson se encontró con una docena de miembros de la Familia Manson, casi todas mujeres. La fiesta duró varios meses, en los que el grupo hizo de la mansión su hogar, mientras Manson y Wilson tocaban la guitarra, y las mujeres les servían como esclavas.

Durante el verano, Wilson presentó a Manson a varios de sus contactos en el mundo de la música, entre ellos Terry Melcher, hijo de la actriz y cantante Doris Day. Melcher habló brevemente con Manson sobre grabar algunas de sus canciones.

Pero la fiesta le estaba saliendo muy cara a Wilson. Además de pagar varias facturas médicas de la familia, le destrozaron un coche, y los vecinos se quejaron del ruido y los olores. En agosto de 1968, el manager de Wilson finalmente pudo echar a la Familia Manson de la residencia.

Spahn Ranch

La familia encontró un nuevo refugio en una finca en Topanga Canyon, a las afueras de Los Ángeles. Era un antiguo set utilizado para rodajes del viejo oeste venido a menos. El dueño aceptó a la comuna con la condición de que ayudaran en la limpieza.

Eso sí, Manson ordenó a las mujeres que tuvieran relaciones con el dueño, George Spahn. También le servían como guía, pues Spahn era ciego. Ahí se les unió Charles “Tex” Watson, un estudiante tejano a quien habían conocido en casa de Wilson.

En el Rancho Spahn, y como no veía claro su futuro en la música, Manson comenzó a organizar su revolución. Según él, los negros se iban a revelar contra los blancos cansados de la discriminación. Sería una guerra de aniquilación mutua, que la Familia Manson sobreviviría escondida en su guarida.

Miembros de la Familia Manson en el Rancho Spahn

Miembros de la Familia Manson en el Rancho Spahn.

Por aquel entonces Manson escuchó el Álbum Blanco de los Beatles, recién publicado. Según él, las letras de las canciones, en código, era un mensaje a la Familia Manson, prediciendo la misma revolución racial.

La Familia Manson comenzó a prepararse para el apocalipsis, al que su líder llamaba Helter Skelter. Como parte del plan, escribieron canciones para un disco con el que controlarían a los sobrevivientes.

El problema, como suele suceder, el apocalípsis no iba a llegar por sí solo.

Primeros asesinatos

En junio de 1969, Manson anunció a su comuna que probablemente habría que enseñar a los negros a iniciar el “Helter Skelter”. Pero hacía falta dinero. Manson ordenó a Watson que lo buscara, y el discípulo intentó defraudar a un camello de la droga.

Bernard Crowe se dio cuenta de la trampa y amenazó con matar a toda la familia. Charlie, enfadado, decidió tomar cartas en el asunto. El 1 de julio, fue a casa de Crowe y le disparó con un revólver. Lo dejó por muerto, pero Crowe sobrevivió.

Aún hacía falta el dinero. Había otro conocido de la familia, Gary Hinman, que según Manson, había recibido recientemente una herencia de 21,000 dólares. Envió entonces a Mary Brunner, Susan Atkins y Bobby Beausoleil a pedirle el dinero.

Bobby Beausoleil

Bobby Beausoleil.

El 25 de julio los miembros de la familia llegaron a casa de Hinman, pero este no quiso entregarles el dinero. Durante dos días lo mantuvieron secuestrado, tiempo que aprovechó Manson para pasarse por ahí y cortarle la oreja a Hinman.

Finalmente, Beausoleil, por órdenes de Manson, acuchilló a Hinman. Antes de marcharse, él o alguna de las mujeres escribió en un muro, con sangre de la víctima, “Political Piggy” (Cerdito Político).  

De ninguno de estos asesinatos la policía obtuvo pistas.

El asesinato de Sharon Tate

En enero de 1969, la actriz de 26 años y su marido, el director Roman Polanski, se habían mudado a la casa sita en el número 10050 de Cielo Drive, en un vecindario de lujo al norte de Beverly Hills. En esa misma mansión había vivido Terry Melcher justo antes.

La actriz Sharon Tate.

La actriz Sharon Tate.

Manson ya había estado en la casa, buscando precisamente a Melcher para hablar de sus prometidas grabaciones. Así, Manson ya sabía en agosto del 69 que Melcher ya no vivía ahí. Por alguna razón que desconocemos, Manson eligió esa dirección para su próximo crimen.

La noche del 8 de agosto, Manson dijo a Watson, Atkins, Krenwinkel y Linda Kasabian que fueran a la mansión, y les dijo que “destruyeran completamente a todos de manera tan espantosa como pudieran.”

En una orgía de violencia y sangre, el cuarteto asesinó a Sharon Tate y tres amigos: Jay Sebring, Abigail Folger y Wojciech Frykowski. Además, Steve Parent, de 18 años, fue asesinado en su coche cuando pasó por el camino frente a la mansión.

10050 Cielo Drive, el hogar de los Polanski

10050 Cielo Drive, el hogar de los Polanski.

Si por algo llaman la atención los asesinatos de la Familia Manson, fue por su brutalidad. Tate, embarazada de 8 meses y medio, fue acuchillada y ahorcada. Sebring murió de un disparo; Folger fue apuñalada 28 veces, ya estando muerta de un disparo; Frykowski recibió 71 cuchilladas, y después el plomo.

Al día siguiente, la asistenta de Tate descubrió el repelente escenario, La casa estaba llena de sangre y pintadas en las paredes. “Pig” se repitió, como en otros crímenes de la familia. La policía no encontró ninguna pista concluyente.

Voityck Frykowski, Sharon Tate, Stephen Parent, Jay Sebring, and Abigail Folger.

Las víctimas de Cielo Drive: Woityck Frykowski, Sharon Tate, Stephen Parent, Jay Sebring, y Abigail Folger.

Más víctimas

La noche siguiente, los cuatro asesinos de Cielo Drive, acompañados por el propio Manson, además de Steve Grogan y Leslie van Houten, salieron del Rancho Spahn en una furgoneta. El líder de la familia no había quedado satisfecho con la masacre anterior y quería enseñar a sus seguidores “cómo se hacía”.

El grupo salió sin un destino fijo. Manson consideró varias víctimas, pero no se decidía por ninguna. Después de varias horas de conducir alrededor de Los Ángeles, por fin dio una dirección: 3301 Waverly Drive.

En esa mansión vivía el empresario Leno Labianca y su esposa Rosemary. Manson conocía la dirección porque un año antes él y otros miembros de la familia habían estado en una fiesta en la casa de al lado.

Leno y Rosemary Labianca

Leno y Rosemary Labianca.

Manson fue el primero en entrar, solo. Cuando salió, le dijo a sus pupilos que las víctimas ya estaban atadas, que entraran y que hicieran su trabajo. En realidad, Manson tuvo que volver a entrar con Watson, para amordazar a la pareja con fundas de almohadas y atarlos con los cables de sus respectivas lámparas de noche.

Manson ordenó entonces a van Houten y Krenwinkel que mataran a la pareja. Esto hicieron con una bayoneta encontrada en el hogar. De paso, Watson grabó en el pecho de Leno Labianca la palabra “WAR” (guerra). Krenwinkel escribió “Heltear Skelter” (sic) en un muro. 

Investigación

En un principio, y a pesar de las similitudes, el Departamento de Policía de Los Ángeles descartó que ambos crímenes, o el de Hinman, estuvieran relacionados.

Casualmente, una semana después del asesinato de Tate et al, 25 miembros de la Familia Manson fueron detenidos por robar coches. Por un error en la orden de arresto, tuvieron que liberados un par de días después. La policía no tenía ni idea de que estuvieran relacionados con los asesinatos.

En octubre, sin embargo, la policía volvió a detenerlos. Sería la última vez que varios de ellos respirarían aire libre. Estando en su celda, Susan Atkins confesó a sus compañeras que ella y la familia habían cometido los crímenes.

Juicio a la Familia Manson

Aunque Atkins habló de todos los crímenes, su testimonio contradecía la evidencia en varios aspectos. Por ello, el fiscal Vincent Bugliosi se alegró cuando Linda Kasabian, que no había participado en los crímenes, también se ofreció a contarlo todo.

Charles Watson

Charles “Tex” Watson.

Durante el juicio, que fue todo un circo nacional, los criminales se hicieron notar por su frialdad, por su falta de remordimientos, y por lo poco que les importaba su propio futuro. Manson fue juzgado por separado, pues él no había físicamente matado a nadie, pero si había sido el instigador.

Manson, Watson, Atkins, Krenwinkel, van Houten y Kasabian fueron juzgados por los asesinatos. Los cuatro primeros fueron encontrados culpables, y sentenciados a muerte. Cuando la pena capital fue ilegalizada en California en 1972, sus condenas se cambiaron por cadena perpetua.   

Leslie van Houten recibió siete cadenas perpetuas. Kasabian recibió inmunidad por su declaración.

El destino de la Familia Manson

Como era de esperar, los miembros de la familia no volucrados en los crímenes, acusaron al “establishment” de querer acallar a su líder. Durante los procesos legales acudían a los juzgados, casi siempre armados de cuchillos, legalmente.

Como ya sabemos, Charles Manson murió el 19 de noviembre de 2017, a los 83 años, y después de pasar más de 50 años de su vida tras las rejas. Susan Atkins murió en la cárcel en 2009. El resto, en dos años cumplirán 50 años de prisión.

Desgraciadamente, para muchos la Familia Manson es un símbolo cultural. Al igual que otros asesinos, como el Ché Guevara, la efigie de Charles Manson ha sido estampada en camisetas, posters, miles de páginas web, y sus canciones grabadas por varios artistas.

Charles Manson en sus últimos meses de vida.

Charles Manson en sus últimos meses de vida.

Así es la humanidad. Un asesino, o mejor dicho, un grupo de asesinos ha entrado en la historia como si fueran una panda de forajidos,, más luchando en contra del sistema que contra la vida humana.

Puede que Charles Manson, Tex Watson, Susan Atkins, Leslie van Houten y Patricia Krenwinkel no hayan tenido una infancia feliz. Pero aunque borrachos de ideología, atontados por la droga y manipulados por un pseudo-mesías, no dejan de ser unos vulgares asesinos.

Esperemos que la Familia Manson se vuelva a reunir completa algún día, en el infierno.

Nota: hay muchas fotos de los crímenes de la Familia Manson en internet, pero son tan brutales que no he querido reproducirlas aquí.

4 thoughts on “La Familia Manson y sus infames crímenes.

    • Muchísimas gracias Xavier. Hacemos lo que podemos, incluso cuando las historias son tan horribles como la de la Familia Manson…
      Gracias nuevamente y un saludo cordial.

  1. Como estás Jesus?… La reflexion que me surge es que unos gramos de plomo sabiamente administrados en su juventud hubieran bastado para ahorrarle a la Humanidad tan horrible acontecer…
    Un abrazo desde Montevideo

    • Hola Carlos!
      Todo muy bien por aquí, helándonos, pero mejor que asándonos… 😛
      Me ha encantado tu idea del plomo. Menos drásticas, pero creo que igual de funcionales, serían un par de bofetadas bien puestas a su debido tiempo. El problema de Manson es que no tuvo quien se las diera: una madre adolescente, prostituta y alcohóloca, y un padre ausente… cosas de la vida.
      Mucha sgracias como siempre por tu valiosa aportación. Un cordial saludo!

Comments are closed.