Neil Armstrong, por qué fue elegido “Primer Hombre”.

Hace unos días, aprovechando una de mis escasas noches libres, me fui al cine a ver ”First Man”, una biografía cinemática de Neil Armstrong, el Primer Hombre en pisar la Luna.

Es una muy buena película, aunque probablemente hablo desde la subjetividad. Me apasiona tanto la historia como la Carrera Espacial. Una mezcla de las dos es irresistible para mí. En cualquier caso, desde el punto de vista artístico, es un peliculón.

Pero volvamos al personaje. Neil Armstrong es uno de mis pocos héroes. Un hombre tranquilo, trabajador, sencillo. Un hombre que reúne lo mejor de un ser humano, sin ser perfecto.

De entre dos docenas de astronautas, todos extremadamente capaces, Armstrong fue elegido para ser el Comandante del Apolo XI. El por qué, es el tema de esta entrada, pero antes quiero repasar los orígenes de este gigante de la historia.

Neil Armstrong

Neil Armstrong: un hombre tranquilo

Wakaponeta no es el nombre de una canción de Shakira, ni de un vehículo de la Volkswagen. Wakaponeta es una pequeña ciudad estadounidense al oeste de Ohio. Ahí, el 5 de agosto de 1930, nació Neil Alden Armstrong. Poco después, en el mismo hogar, llegaron, una hermano, June y, el menor de la familia, Dean.

Entre Wakaponeta y otras ciudades del estado transcurrió la vida tranquila de la familia Niño Neil ArmstrongArmstrong. El padre era auditor del gobierno estatal, y a menudo tenía que desplazarse a otras ciudades para llevar a cabo su cometido profesional.

Los Armstrong, según quienes los conocieron, era una familia amable, sencilla. Si por algo destacaban los hijos era por su buen comportamiento. Todos eran buenos estudiantes, y buenos ciudadanos.

Otro punto destacable fue un momento en la infancia de Neil Armstrong. Cuando tenía unos cinco años de edad, su padre lo llevó a ver un espectáculo de acrobacias aéreas, muy de boga en la época. De paso, Armstrong Sr. aprovechó para llevar a su hijo en un paseo por avión.

A pesar de haber sido un vuelo corto, la impresión que causó en el pequeño fue tal, que a partir de ese entonces sólo pensó en volar. Tan pronto tuvo edad suficiente, quince años, Neil Armstrong comenzó a tomar clases de vuelo en el aeródromo local. En un principio, no se lo contó a nadie, ni a sus padres.

Piloto e ingeniero

Neil Armstrong consiguió su licencia de piloto comercial a los 16 años. Por entonces ya tenía claro lo que quería hacer: volar. Su mejor opción, entrar en la Marina, objetivo que consiguió en 1949, después de estudiar Aeronáutica dos años en la Universidad de Purdue.

En agosto de 1950 Armstrong se graduó como piloto naval e inmediatamente fue asignado al escuadrón FASRON 7 en San Diego. Enviado a Corea como piloto de la Marina. Neil Armstrong pilotó un Grumman F9F Panther desde el portaaviones USS Essex.  Durante sus dos años en activo en la guerra, Armstrong voló 78 misiones de combate.

En una de ellas, el F9F que comandaba fue alcanzado por un misil norcoreano. Armstrong se dio cuenta de que su avión no podría volver a su base. Con la cabeza muy fría, Armstrong se acercó lo más posible al portaaviones, y eyectó para posteriormente ser rescatado del mar. En otra ocasión, un cable anti aviones cortó un  buen trozo de una de las alas del Panther de Armstrong. Nuevamente el piloto fue capaz de salir de la zona de peligro y saltar de su avión cerca de su base.

En ambos casos, las averiguaciones  posteriores concluyeron que Armstrong no había tenido la culpa en ninguno de los percances, y que había actuado de la mejor manera posible. En 1952, y con apoyo de la Marina, el joven piloto volvió a Purdue para completar su educación.

Señor y Señora Armstrong

Durante su estancia en la universidad, Armstrong conoció a una estudiante de Economía Doméstica. Janet Shearon, de Wilmette, Illinois, comentó años más tarde que un día Neil se le acercó y le dijo que un día iba a casarse con ella, pero que tardó dos años en invitarla a salir, poco después de que él terminara sus estudios.

Todo fue muy rápido desde ahí. Neil le propuso matrimonio a Janet poco después de solicitar ser admitido como piloto de pruebas en la Base Edwards, en California. La boda tuvo lugar el 28 de enero de 1956. Dos meses después Armstrong fue aceptado y los recién casados se mudaron a la costa oeste.

Neil y Janet Armstrong con sus hijos, Eric y Mark

Neil y Janet Armstrong con sus hijos, Eric y Mark.

En Edwards, Armstrong comenzó a destacar como piloto. Fue uno de los siete elegidos para volar el jet experimental X-15, capaz de llegar a lo más alto de la atmósfera. En dicha etapa, Armstrong llegó a ponerse al mando de más de 200 aeronaves, la mayoría experimentales.

Durante una misión a mandos del X-15, un grave percance y su posterior solución a manos del piloto aumentaron su reputación como alguien capaz de resolver problemas con la cabeza muy fría. En ningún momento llegó a ponerse nervioso, y eso llamó la atención de sus superiores.

Por esos días tuvo lugar uno de los peores momentos en la vida de los Armstrong. En 1961, Neil y Janet ya tenían dos hijos, Eric y Karen. Aquel año, Karen fue diagnosticada con un tumor en el cerebro. Los médicos no pudieron hacer nada y, en enero de 1962, la pequeña de dos años falleció.

Neil Armstrong Astronauta

A finales de la década de los 50, la Carrera Espacial ya había comenzado. La Unión Soviética se había adelantado a Estados unidos con su primer satélite artificial, el Sputnik I. En 1961, la URSS volvió a dar la campanada enviando al espacio al primer humano, Yuri Gagarin.

Poco después, el Presidente Kennedy lanzó el reto de lograr poner a un hombre en la Luna y traerlo a la Tierra sano y salvo antes de 1970. La Administración Nacional de la Aeronáutica y el Espacio (NASA) se puso las pilas.

Ya en 1959, la NASA había presentado a los “Mercury Seven”, los primeros siete astronautas del programa espacial estadounidense. Entre ellos no estaba Neil Armstrong. Pero en la segunda convocatoria, para el Proyecto Gemini en 1962, sí fue seleccionado.

Armstrong, bajo su propia admisión, nunca había pensado en ser astronauta. No obstante, volar al espacio en un cohete le pareció la evolución natural de un piloto de pruebas. Armstrong fue el único de su clase que acudió como civil. El resto seguía perteneciendo a las fuerzas armadas.

Gemini y Apolo

El sistema de asignación de vuelos de la NASA estaba dirigido por Donald “Deke” Slayton, uno de los Mercury Seven. Cada tripulación era elegida en base a sus capacidades individuales y en equipo. La misión de los pilotos, sin embargo, no era tanto pilotar, sino ayudar a desarrollar las Donald Deke Slaytonnaves en las que volaban, y los procedimientos de vuelo.

Al ser ingeniero aeronáutico, además de piloto, Neil Armstrong pronto destacó entre su grupo. Pero también su carácter tranquilo le ganó puntos con sus jefes. Todos los astronautas eran divas, pero algunos, entre ellos Armstrong, lo ocultaban más que otros.

En 1965, Armstrong fue designado, junto con Eliott See, para ser la tripulación suplente del Gemini 5. Como tal, ellos serían la tripulación principal del Gemini 8. Sin embargo, antes del lanzamiento del Gemini 8, Deke Slayton sustituyó a See por un nuevo astronauta, Dick Scott.

Gemini 8

La misión del Gemini 8, al igual que las de todo el programa Gemini, era probar algunos de los procedimientos necesarios para llegar a la Luna. En este caso, Armstrong y Scott debían acoplar su nave a un vehículo no tripulado lanzado con anterioridad al espacio, el Agena. Además, Scott llevaría a cabo una caminata en el espacio (EVA, Extra Vehicular Activity).

El lanzamiento y aproximación del Gemini 8 a el Agena tuvieron éxito. En un primer momento, el acoplamiento también funcionó. Sin embargo, pocos segundos después, Armstrong y Scott se dieron cuenta de que ambas naves estaban girando sin control.

Armstrong decidió desacoplarse del Agena, sólo para comprobar que la nave que provocaba los giros era la suya propia. Durante un par de frenéticos  minutos los astronautas buscaron una solución para controlar su nave.

Finalmente, para retomar el control, Armstrong tuvo que activar el Sistema de Control de Reentrada. La táctica funcionó, pero la misión terminó sin haber podido cumplir todos sus objetivos. La investigación determinó que el fallo se debió a un cable en mal estado, y que Armstrong, nuevamente, tomó la decisión correcta.

Tragedia en Cabo Cañaveral

El Programa Gemini finalizó con un rotundo éxito, dando paso a su sucesor, Apolo. Este programa llevaría al primer hombre a la Luna, para devolverlo sano y salvo a la Tierra. EL lanzamiento de Apolo I fue programado para febrero de 1967.

Durante un ejercicio de entrenamiento, los astronautas del Apolo I, Gus Grissom, Ed White y Roger Chaffee, entraron en la cápsula a medio día del 27 de enero. Una chispa, mezclada con el oxígeno puro de la cápsula, provocó un fuego. Los tres astronautas murieron en segundos.

Grissom, White y Chaffee

Grissom, White y Chaffee.

La muerte de Grissom, candidato a ser el primer hombre en la Luna, y de White, provocó un cambio en la rotación de las tripulaciones. Armstrong fue asignado a ser comandante de la tripulación sustituta (o de apoyo) del Apolo 9. Eso lo convertía en el Comandante del Apolo 11.

Sin embargo, aún no se sabía en qué misión la NASA intentaría el histórico alunizaje.

Eligiendo un nombre histórico

Debido a la tragedia del Apolo 1, NASA tuvo que cambiar sus planes. Las misiones subsiguientes, por ejemplo, 2, 3, 4, 5, 6 y 7, serían todas no tripuladas. La información necesaria podía ser obtenida por radio.

Pero otro aspecto también influyó en la decisiones de la Agencia. Al parecer, la Unión Soviética también estaba preparando una misión lunar. NASA no quería volver a perder, y aceleró los pasos.

En noviembre de 1968, Apolo 8 llevó a los astronautas Frank Borman, Jim Lovell y Bill Anders a la Luna. Su misión era comprobar que se podía hacer el viaje de ida y vuelta y, de paso, explorar posibles sitios para un alunizaje.

Apolo 9 no fue a la Luna, sino que hizo sus pruebas en órbita terrestre. NASA estaba cómoda con los avances, y por ese entonces tomaron una decisión histórica: Apolo 11 intentaría poner a un hombre en la Luna.

Edwin "Buzz" Aldrin

Edwin “Buzz” Aldrin.

¿Pero quién? Armstrong era el Comandante, y Edwin “Buzz” Aldrin el Piloto. Este último creía que el honor le correspondería a él, simplemente porque en anteriores EVA’s (las caminatas espaciales), el comandante era quien se quedaba en la nave, esto es, Armstrong se quedaría en la nave.

Pero Aldrin se equivocó. Que el comandante se quedara en la nave no era una regla escrita. Eso se hacía porque la nave seguía en vuelo. En el caso del alunizaje, el comandante bien podría salir de la nave.

Por qué Armstrong fue el elegido

Hay tres supuestas razones que se han dado sobre la elección de Armstrong. Las dos primeras fueron esgrimidas por NASA cuando se hizo el anuncio de la elección:

  1. Una va sobre la disposición de Armstrong y Aldrin en la nave “Eagle”, el módulo lunar. La escotilla del Eagle estaba a un lado,, junto al piloto, Aldrin. Sin embargo, era más fácil para Armstrong salir primero.
  2. Armstrong había entrado en el programa de astronautas un año antes que Aldrin, en 1962, por lo cual el primero tenía más antigüedad..
  3. Deke Slayton contó años después que se había elegido a Armstrong por dos razones: porque había demostrado tener la cabeza más fría ante los problemas que pudiesen surgir, y porque se creía que llevaría mejor el peso de la fama.

Estas afirmaciones de Slayton casan muy bien con las opiniones de otros astronautas. Aldrin estaba considerado, además de un gran astronauta, como un bocazas. La NASA temía que la fama se le subiese a la cabeza, así de simple. El comportamiento  de Armstrong ante la fama, por el contrario, fue excepcional.
Ahora bien, cuando digo que Slayton “contó años después” es porque yo estaba presente cuando lo dijo. Fue en Houston en 1989 durante una conferencia/tributo a su trabajo en los programas Gemini y Apolo.

Slayton fue muy claro al decir que prefirió a Armstrong por tener la cabeza muy fría, calculadora. Neil Armstrong era ingeniero, y pensaba como tal. También había sido piloto de combate, y su mentalidad en ese aspecto era la de terminar la misión a toda costa.

Por otra parte, Aldrin buscaba la fama, y no lo negaba. Según Slayton, al piloto le importaba más él que la misión; su futuro más que un evento histórico.

Un paso gigantesco para la humanidad

La llegada del hombre a la Luna, sigue siendo uno de los eventos más importantes de la historia humana. Es también el logro tecnológico por antonomasia. No hemos pasado de ahí porque la aventura espacial es muy cara, y no hay motivaciones políticas.

Huella de Neil Armstrong en la Luna

Creo que la elección de Armstrong fue acertada. Prácticamente cualquiera de sus compañeros podría haberlo hecho igual de bien, pero alguien tenía que ser el primero. Neil Armstrong fue elegido para ser el primer hombre en la Luna porque ofrecía más garantías.

Y ya que estamos, os recomiendo la película “First Man”, sobre la vida de este célebre astronauta. No he mencionado algunos aspectos de su vida precisamente para no hacer un “spoiler”. Si ya la has visto, no dejes de dejarnos un comentario sobre tu experiencia, y sobre si crees que Armstrong fue la mejor elección.

Nota: Habrás visto que he estado varios meses sin publicar. Todo se debe a un exceso de trabajo, del que paga. Sigo ocupado, pero intentaré ser más regular. La verdad es que echo de menos escribir. Un saludo.

8 thoughts on “Neil Armstrong, por qué fue elegido “Primer Hombre”.

    • Hola Cristina!
      Que gusto es volver a publicar y leer tus siempre amables comentarios.
      Quería volver con algo especial, y dada mi afición a los dos temas cubiertos la historia de Neil Armstrong me pareció adecuada. Un piloto para la eternidad…
      Mil gracias como siempre, y besitos a mi otra patria!

  1. Hola Jesús,
    además de tocar un tema de lo más interesante (¿quién no ha soñado en alguna ocasión en ser Neil Armstrong y pisar la Luna?) lo explicaste magistralmente, de verdad, lo disfruté mucho y por supuesto que lo comparto.
    Se te agradece el esfuerzo y el tiempo que robas a tu quehacer diario y en tu trabajo para seguir compartiendo tus artículos, personalmente los echaba de menos.
    Un abrazo

    • Hola Francisco,
      son muchos meses los que he estado ausente, y me da mucho gusto estar de vuelta. Espero poder escribir y, en especial, leer tu blog, que también extraño.
      Yo nací justo cuando la NASA terminaba con el Programa Gemini y comenzaba con el Apolo. No recuerdo la llegada del Apolo 11 a la Luna, pero sí la misión del Apolo 17 en diciembre de 1972. Me gusta decir que soy hijo de la Carrera Espacial, y como tal, siento la obligación de recordar a mis héroes.
      Me honra mucho que te haya gustado el artículo. Estuvo a medio escribir durante muchos meses, y comentarios como el tuyo me hacen sentir que valió la pena la espera.
      Lo importante es que estamos de vuelta y podamos reconectar. Mil gracias por tus amables palabras y un abrazo!

  2. Un pacer leerte de nuevo Jesús. Y como siempre, muy interesantes tus artículos.

    Ya sabes que podría hablar del USS Essex y del F9F Panther, pero lo dejaré para mejor ocasión.

    Un fuerte abrazo.

    • Mi muy estimado Mr. Udet,
      es un verdadero placer volver. Echaba de menos todo lo que involucra al blog, desde el trabajo de investigación hasta lo más importante: interactuar con vosotros, los lectores.
      Ya que menciona el USS Essex, poco puedo decir. Sé qu efue el buque líder de su clase, muy importante durante la Segunda Guerra Mundial. De hecho, si no me equivoco, la clase Essex fue la más grande de toda la historia, con 24 portaaviones, ninguno de los cuales fue hundido. Sé también que el Essex participó en los ataque a Truk y Kwajeileen, y creo que también estuvo en el Golfo de Leyte, pero poco más. Vuriosamente, el USS Essex fue la nave que recogió a la tripulación del Apolo 7 en 1968. Eso sí, que Armstrong hubiese servido en ella es puramente anecdótico.
      Ahora bien, del Panther se lo mínimo, así que agradeceré/mos si un día nos cuentas un poco más.
      Mil gracias como siempre y un abrazo!

  3. Me gusta esta pagina de Ciencia Historica. Son temas muy interesantesy casi siempre aprendes algo nuevo, soy de la opinión de que nunca es tarde para aprender. Sigue asi con tu pagina.
    Yo tambien fui a ver la pelicula ¨El primer hombre¨. Muy bien dirigida y con unas actuaciones excepcionales de Ryan Gosling ( La ciudad de las estrellas, Drive, el diario de Noah) y Claire Foy ( serie The Crown).
    Me gustan las peliculas del espacio, pero ninguna me ha gustado como ¨First Man¨.

    • Hola Álvaro,
      no soy un experto en cine, pero la peli me gustó mucho. Como decía en el artículo, puede ser que me haya gustado por el tema que trata, pero la verdad es que he escuchado y leído muchas críticas sobre “First Man”, y todas son positivas. La recomiendo a todos aquellos que no la hayan visto. Yo, si puedo, la volveré a ver en estos dás… 😛
      Mil gracias por tu generoso comentario. Un cordial saludo!

Muchas gracias por comentar. Un cordial saludo.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.