¿Por qué a los fans de algunos equipos se les llama culés, merengues, colchoneros, xeneizes, etc.?

Comparte con tus amigos !!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrShare on RedditShare on StumbleUponShare on YummlyDigg thisBuffer this page

En gustos se rompen géneros y, en empedrados, tacones. Somos una especie a la que le gusta elegir bando y de ahí es muy difícil que nos saquen; nos encanta defender nuestros colores hasta la muerte, tengamos razón o no. Eso no quiere decir que tengamos que pelearnos por cuestiones tan simples como el fútbol, que muchos lo hacen con violencia extrema, sino blandir nuestras preferencias tan sólo como un pretexto para pasar el rato con los amigos. Yo soy merengue, pero tengo amigos (y familiares, Dios los perdone) culés, colchoneros, periquitos, txuri urdins y demás, e intento no arrollarlos con el poderío y palmarés histórico de mi equipo, que ya tienen bastante con no ser ellos merengues. ¿Pero de dónde vienen todos esos apodos? ¿A quién se les ocurrieron esos, en ocasiones, graciosos sobrenombres? Algunas de estas historias son bien conocidas, otras menos, pero todas me parecen interesantes. Veamos algunas.

Indios y Vikingos

 

Los célebres culés.

Como en muchos otros casos, existe más de una versión al respecto, aunque los entendidos se decantan por una de ellas. La más aceptada tiene su origen en el estadio en el que el FC Barcelona jugó en las primera décadas del siglo XX, un campo situado en la Calle de la Industria. Por aquel entonces, el Barcelona había tenido mucho éxito, ganando dos Copas de España y tres Copas de los Pirineos, y su lista de socios se había incrementado considerablemente. El problema era que el estadio tenía una capacidad muy limitada, y en partidos de renombre, muchos de los aficionados tenían que sentarse en el muro que daba a la calle, y desde ahí podían vérseles las espaldas y los traseros. En catalán trasero se dice “cul”, del cual derivó en “culers”, pronunciado culés. ¡Voila!

Culés

La segunda opción, es que supuestamente había un campo sembrado de coles muy cercano a ese estadio, y que la palabra “coles” mudó a “culés”. Suena poco verosímil , pero ahí queda para los lectores, que por cierto, es posible que conozcan otras versiones.

 

Colchoneros e Indios.

Los fans del Atlético de Madrid, también conocido como “el pupas” por su mala suerte, son llamados los colchoneros porque antiguamente, en España, la mayoría de los colchones iban forrados de una tela blanca con franjas rojas, imitando seguramente sin querer, el uniforme de los rojiblancos madrileños, que a su vez habían copiado sus colores del Athletic de Bilbao. Colchón rojiblanco

El apelativo “Indios” aparentemente les fue dao por sus eternos rivales del real Madrid en los años setenta, cuando el “Aleti” se hizo con los servicios de varios jugadores sudamericanos. Originalmente un término despectivo, los colchoneros se lo tomaron a orgullo, pues aquellos sudamericanos como Ayala, Heredia y el “Panadero” Díaz dieron muchas satisfacciones al equipo. Tanto les gustó, que la actual mascota del Atlético de Madrid se llama “Indi”.

 

Merengues y Vikingos.

Cuenta mi tío José luis que lo de “merengues” fue una idea del gran periodista deportivo Matías Prats, por eso de que el uniforme inmaculado del Real Madrid es el mismo que el del dulce. Ahora bien, indagando por ahí, me enteré que ya se usaba el apodo de “merengues” para referirse al Real Madrid desde 1911, pero que no fue hasta que los partidos comenzaron a transmitirse por radio que Prats lo hizo popular.

Algunos vikingos del RM

Por otra parte, al igual que los “merengues” llamaban indios a sus vecinos rojiblancos, estos empezaron a llamar “Vikingos” a los blancos, sobrenombre del que encontré dos explicaciones. La primera dice que se debe a que, por la misma época que el Atlético contrató a los “Indios”, los merengues trajeron a una camada de alemanes, Günther Netzer, Paul Breitner y Stielike, entre otros, y aunque no todos eran rubios y cornudos, bien les sentaba lo de Vikingos. La segunda versión cuenta que la revista norteamericana “Life” hizo un reportaje sobre el RM en el que los comparaba con las tribus escandinavas de antaño por su manera de arrasar Europa, refiriéndose a los muchos éxito de los blancos en la Copa de Europa. No sé por qué, pero esta me gusta más…

 

Los Leones.

Así es como se conoce a los jugadores y fans del Athletic de Bilbao, uno de los equipos con más historia de España. Su apodo proviene del patrono San Mamés, quien también da nombre a su estadios, y de quien se cuenta la historia de que, durante las persecuciones romanas contra los cristianos en el siglo III, San Mamés se resistió a renunciar su fé, lo que le ganó la oportunidad de verse con los leones en el Coliseo. Las bestias, probablemente futboleras, en lugar de hacer de San Mamés un bocadillo de media tarde, se arrodillaron ante él, al igual que los fans del aguerrido Athletic se arrodillan ante su equipo.

San Mamés

 

 

Periquitos.

Los aficionados del Español de Barcelona llevan con orgullo un mote que originalmente era despectivo. También hay dos versiones sobre su origen, la primera refiriéndose a la supuesta existencia de muchos de estos entrañables pajarracos en los terrenos donde periquitosalgún día se construyó el Estadio de Sarriá, antigua sede del Español. Esta es la historia más popular, pero encontré otra que dice que el apodo se debe a un caricaturista de Barcelona que se mofaba de los pocos seguidores del Español tildándolos de “cuatro gatos negros” (en España la expresión “cuatro gatos” significa muy poca gente). Por ese entonces, se hizo popular el cómic de Felix el Gato, que en lengua catalana se llamaba “gat perico”, de ahí a cuatro gatos periquitos sólo había un paso.

 

Txuri Urdin

El sobrenombre de la Real Sociedad es más prosaico, y se refiere tan sólo a los colores de su uniforme, Txuri-Urdin, en vascuense, simplemente significa blanquiazul.

 

Los Chés

Siempre creí que el apodo de “ché´s” tenía su origen en los muchos jugadores argentinos que habían y siguen pasando por el Valencia CF, pero me equivoqué. Resulta que la expresión “ché” es muy utilizada por los valencianos, significando algo así como “oye”. Ya que el Valencia es el equipo con más arraigo y palmarés en esa región española, a ellos les tocó el cuasi-patronímico.

 

Xeneizes

Del otro lado del charco también tienen la costumbre de apodar a equipos y aficiones, y el Boca Juniors tiene uno de los apelativos más conocidos. Xeneize significa algo así como “genovés”, en el dialecto de lo habitantes de esa ciudad italiana, y genoveses fueron los fundadores del Boca: Esteban Baglietto, Santiago Sana, los hermanos Juan y Teodoro Farenga y Alfredo Scarpatti.

 

Quedan muchos equipos más en el tintero, pero el espacio me limita, y no quiero aburrir a los lectores. Además, espero que en los comentarios me dejéis los apodos de vuestros colores, aunque no sean muy conocidos, que todos merecen una mención. Quien sabe y posiblemente encontremos una historia tan interesante que merezca su propia entrada.

 

Comparte con tus amigos !!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrShare on RedditShare on StumbleUponShare on YummlyDigg thisBuffer this page

11 thoughts on “¿Por qué a los fans de algunos equipos se les llama culés, merengues, colchoneros, xeneizes, etc.?

  1. Hola Jesús,
    hace tiempo, un político (creo que ministro pero no me preguntes quién) dijo que siempre es más fácil que un hombre se cambie de partido político, religión e incluso de esposa que de equipo de fútbol. ¡Cuánta razón tenía!
    Un artículo de lo más curioso que seguro hará las delicias de más de uno (y de una).
    Saludos de un periquito (sencillo y humilde, pero “amb la força d´un sentiment”)

    • Hola Francisco,
      estoy de acuerdo con el político. Hay muchos ejemplos de personas que han cambiado de bando en muchos aspectos, incluso en la guerra, pero no conozco a nadie que haya cambiado de equipo en la edad adulta. Hasta los que no son muy futboleros, en ocasiones, son fieles a la camiseta de por vida.
      Sé que eres periquito, y tú sabes que para los merengues sois un equipo amigo, os debemos al menos un par de ligas… 😉

      Muchas gracias por tu comentario. Un abrazo.

  2. A los sevillistas se nos llama “palanganas” porque el estadio Sánchez Pizjuán tiene una forma que podría recordar a este objeto.

    • Hola Javier,

      habia leído algo e esa versión, pero también leí una historia relacionada con la salida de unos socios, que eventualmente fundarían el Real Betis. Supuestamente, dejaron un mensaje dentro de una palangana en el Sánchez Pizjuán, prediciendo algo así como el futuro del club. No sé si tú hayas oído algo al respecto…Muchas gracias por comentar. Un cordial saludo.

  3. Pues pon los demás en otro post, que se queda uno enganchado. Yo ya no veo futbol, aunque acá hay tremenda fanaticada del Real Madrid/Barcelona (como descendiente de vasco, yo debería irle al Athletic de bilbao, no?).

    • Hola Roger,

      si junto más apodos me comprometo a publicar una segunda parte, pero para ello necesito a los fans del mundo…Te animas?

      Muchas gracias por comentar. Un cordial saludo.

  4. Con la mierda de gif animado que habéis puesto del periquito, el cual cambia de tamaño continuamente, no hay forma de leer lo que va a continuación. La pantalla baja y sube sin parar, al menos en el móvil.

Comments are closed.