¿Por qué el Californian no ayudó al Titanic?

Comparte con tus amigos !!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrShare on RedditShare on StumbleUponShare on YummlyDigg thisBuffer this page

Esta es una historia que desde hace tiempo languidecía en la lista de pendientes. Recuerdo que fue cuando escribí una reseña del Carpathia, que prometí a un amigo fijarme en esta controvertida anécdota. El Californian, un barco que navegaba muy cerca del Titanic cuando éste se hundió, hizo poco o nada por ayudar.

Desde entonces, jueces, abogados, historiadores y curiosos no han sabido ponerse de acuerdo en los hechos y las circunstancias. El juicio final aún está en el aire un siglo después.

Hubo investigaciones, por supuesto, y la tripulación del Californian fue interrogada. Los testimonios fueron en ocasiones contradictorios, y diferentes a los que se habían dado a la prensa.

En primera instancia, bien parece que el Capitán Stanley Lord pudo haber hecho algo más para rescatar a los sobrevivientes. En su defensa, también hay evidencia. Dejaré que cada lector pese las pruebas de ambos bandos y llegue a sus propias conclusiones.

El RMS Californian llegando a la zona del hundimiento.

El RMS Californian llegando a la zona del hundimiento.

Inocente observador

El RMS Californian era un barco de carga inglés, perteneciente a la Línea Leyland. Era un buque construido para transportar algodón, aunque también estaba preparado para llevar pasaje. En aquel viaje de abril de 1912, no llevaba ningún pasajero.

El Californian partió de Liverpool el 5 de abril con destino a Boston. Al mando iba el Capitán Stanley Lord, un marino con 11 años de experiencia, de los cuales los últimos cinco en calidad de capitán. Había llegado al Californian un año antes. Hasta aquel fatídico viaje, Lord era un empleado respetado cuya reputación era impecable. Todo cambió en unas pocas horas.

El Capitán Stanley Lord.

El Capitán Stanley Lord.

Nueve días después de partir, a las 22:20 del 14 de abril, el Californian se encontró en medio de un campo de icebergs, y Lord decidió detener el barco. No tenía prisa y la seguridad era lo más importante. Ordenó al operador de radio, Cyril Evans, que enviase un mensaje avisando a todos los barcos cercanos del peligro.

¡Cállate que estoy ocupado!

La advertencia de hielo desde el Californian, llegó con tanta fuerza por la cercanía, que el operador de radio del Titanic, Jack Phillips, respondió. Shut up, shut up! I am busy, I am working Cape Race! (¡Cállate, cállate! Estoy ocupado, estoy trabajando Cabo Race).

Phillips en verdad estaba muy ocupado, pues tenía una larga lista de mensajes que los pasajeros querían enviar, la mayoría avisando de su próxima llegada a Nueva York. Aún así, Phillips envió el mensaje al puente, y el Capitán Smith lo leyó, pero no le dio mayor importancia.

El operador del Californian, Evans, dejó de transmitir la advertencia para no molestar al Titanic, y se quedó en su puesto una hora más antes de irse a la cama. A las 23:35 apagó la radio. CInco minutos después, el Titanic chocó con un iceberg.

Californian avista el Titanic, o no

Detenido el carguero, la mayor parte de su tripulación se fue a dormir, incluido el Capitán Lord. A las 23:10, el Tercer Oficial, Charles Groves, avistó las luces de otro barco a unos 16-18 kilómetros. A las 23:30 se lo comunicó al Capitán Lord, quien le dio la orden de utilizar señales Morse para contactar con dicho barco.  

Groves lo intentó, sin éxito. Un oficial del Titanic, aseguró que, poco después del choque, también intentó contactar por medio del Morse con un barco que se veía en el horizonte, sin respuesta.

Mapa que muestra las dieferentes posiciones de los barcos involucrados.

Mapa que muestra las diferentes posiciones de los barcos involucrados.

Poco antes de la una de la mañana, Herbert Stone, Segundo Oficial, vio cinco señales de cohetes lanzados sobre el buque cercano. Stone aseguró habérselo comunicado al capitán, pero que ambos coincidieron en que no eran señales de socorro. El Capitán Lord ordenó a Stone seguir intentando contactar por Morse, pero en ningún momento habló de encender la radio.

A las 3:40, Stone y su ayudante, James Gibson, vieron más bengalas hacia el sur. Eran del Carpathia que quería avisar a los náufragos del Titanic que se acercaba. A las 4:16, con el cambio de guardia, el oficial George Stewart divisó las luces de un gran barco. Más o menos a esa misma hora, el Carpathia había llegado a la zona del hundimiento.

Acción, demasiado tarde

Finalmente, el Capitán Lord despertó y ordenó a su vez despertar al operador de radio para indagar qué había pasado. Cuando Evans encendió la radio, enseguida recibió el mensaje de que el Titanic se había hundido.

Lord inmediatamente dio la orden de dirigir el Californian hacia la zona del naufragio. Ahí llegó a las 8:40 am, sólo para ver cómo el Carpathia se retiraba con los sobrevivientes. Después de buscar en la zona por dos horas, el Capitán Lord dio la orden de retomar el curso hacia Boston.

El 19 de abril, el mismo día que se iniciaba la investigación de la tragedia del Titanic, el Californian entraba en Boston. Nadie sabía en ese momento nada sobre su participación. Tres días después, saltó el escándalo.

La prensa y el juicio

Dos de los marineros del Californian, James McGregor y Ernest Gill, hablaron por separado con sendos diarios. El día 23 de abril, los dos publicaron sus reportajes. Según McGregor y Gill, las bengalas del Titanic se habían visto desde el Californian, y su capitán, Lord, no había hecho nada.

Para entonces la opinión pública, azuzada por la prensa, clamaba contra el Californian y su tripulación por no haber acudido en ayuda del trasatlántico. Lord, Stone, Groves y Gibson fueron llamados a testificar. Los interrogatorios se centraron en el por qué Groves no había avisado de las bengalas a Lord, o el por qué Lord no había hecho nada cuando se le informó de ellas.

Titanic y sus bengalas

Titanic y sus bengalas

Stone, a cargo de la vigía entre la media noche y las 4:00, dijo que sí había avisado a Lord de haber visto 5 bengalas. Lord dijo no recordar nada pues estaba dormido. El capitán dijo en el juicio que, si Stone de verdad hubiese creído que eran bengalas de socorro, habría hecho algo más por despertarlo.

Lord y Stone, en cualquier caso, testificaron que no creían que el barco que habían visto era el Titanic, pues según la bitácora del Californian, estaban a 50 kilómetros del punto donde se hundió. Demasiado lejos. Groves no estaba de acuerdo con ellos, y afirmó bajo juramento que él creía que el barco en problemas era el Titanic.

Veredicto

Era un caso difícil pues no se podía probar sin duda razonable que el Capitán Lord hubiese hecho algo incorrecto. Las reglas de navegación de la época no obligaban a los barcos a llevar radio, y mucho menos a utilizarlo las 24 horas, como ahora. Se podría criticar a Lord por no haber investigado más, pero no por no cumplir con su deber.

Nadie fue encontrado culpable, y nadie fue sentenciado. De hecho, el panel no pudo llegar a ninguna conclusión certera. Había pruebas circunstanciales, y testimonios contradictorios, pero no pruebas fehacientes. El Titanic se hundió y 1,500 personas se hundieron con él. En todo caso, la culpa era de la White Star por no haber dotado al barco con suficientes botes salvavidas.

Lord siempre defendió su inocencia, aunque poca gente le escuchó. No obstante, cuando Robert Ballard encontró los restos del Titanic en 1985, estos estaban muy lejos de donde su suponía que se había hundido. Dicha posición confirmaba lo que había dicho Lord, que el Titanic estaba a 50 kilómetros del Californian, y que nunca lo habían visto. Aquellas luces que sí vieron, eran las de otro barco.

Poco después de la investigación, Lord fue despedido por la Leyland. El Californian siguió navegando hasta 1915, cuando fue hundido por un submarino alemán cerca de las costas de Grecia. Al año siguiente, no muy lejos de ahí, otro submarino alemán hundió al Brittanic, uno de los hermanos gemelos del Titanic.

¿Sabremos algún día la verdad? No lo sé. Tú qué crees lector, ¿pudo haber hecho algo más el Californian?

Comparte con tus amigos !!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrShare on RedditShare on StumbleUponShare on YummlyDigg thisBuffer this page

10 thoughts on “¿Por qué el Californian no ayudó al Titanic?

  1. Jack Phillips debió parar de enviar los mensajes del pasaje y escuchar la advertencia de peligro que le estaban diciendo del peligro del hielo: antes que la excelencia en el servicio al usuario, está la seguridad del pasaje.

    No creo que alguien que avisa de un peligro no quiera ayudar después a rescatar a los supervivientes. Intentaron con el morse ponerse en contacto otra vez con ellos, así que, no veo malicia en la actuación del personal del Californian…

    • Hola Ana,
      estoy totalmente de acuerdo. primero, Phillips debió haber ignorado los mensajes privados; segundo, el Capitán Smith debió haber bajado la velocidad cuando fue advertido del hielo; tercero, el Californian envió la señal, y no estaban seguros al 100% de que el barco que veían se estaba hundiendo, y eso si en verdad estaban viendo el Titanic. Creo que Lord sí pudo haber investigado algo más en lugar de irse a dormir, pero bueno, quién iba a pensar que una tragedia así iba a tener lugar? Un tema complejo que nosotros no vamos a poder resolver. Los protagonistas se llevaron la verdad a sus tumbas…
      Mil gracias Ana por tu interesante comentario. Un besín.

  2. Pienso que es difícil saber exactamente qué pasó. Créo que el Capitán del Californian posiblemente pecó de indiferencia, tal vez con la certeza seguramente hubiéra entrado en acción.

    • Hola Katina,
      coincido contigo. Creo que el Capitán Lord pudo haber hecho algo más, pero tampoco creo que haya cometido un delito. ÉL siguió las reglas de acuerdo a su posición.Se equivocó? Eso lo sabemos ahora, pero en su lugar y en aquel momento, muchos hubiésemos actuado igual…
      Muy difícil juzgar.
      Mil gracias por tu aportación. Un cordial saludo.

  3. A pesar del dicho….de que la historia..los juzgará…no hay certeza de nada…jamas la habrá

    • Totalmente de acuerdo Carlos. No hay nada seguro, y dudo mucho que a estas alturas encontremos nuevas pruebas. Es posble que se hubiesen salvado algunas vidas más si el Californian hubiese acudido más pronto, pero bueno, también se hubiesen salvado si se hubiesen quedado en casa, o si el Titanic llevase suficientes botes salvavidas.
      EN fin, de todos modos creí que era una buena idea contar esta historia…
      Muchas gracias y un saludo.

    • Hola Ernst,
      Para algunos, la situación de los restos del Titanic dan la razón a Lord. El problema es que algunos creen, ya desde el primer juicio, que el capitán había falsificado la bitácora, cambiando la posición real del Californian, y así hacerlo parecer que estaba más lejos del Titanic. No se pudo probar nada, y si te soy sincero, dudo que a estas alturas aprendamos algo nuevo. Yo creo que Lord se llevó el secreto a la tumba…al menos tenemos razones para especular, y así aprovechamos para contar estas historias. 😛
      Muchas gracias como siempre, Un abrazo y feliz finde!

  4. El hundimiento del Titanic ha pasado a la historia precisamente por el California. Si el Titanic llevaba pocos botes es por que se suponia (con razon) que en una ruta tan concurrida entonces como el atlantico norte habria siempre otros barcos cercanos, y la finalidad de los botes era hacer viajes de ida y vuelta entre los barcos. La suposicion era correcta, ahi estaba el California. Con lo que no contaban los diseñadores es que por las razones que fueran, los otros barcos no iban a ayudar.

    • Hola Josemi,
      Creo que los diseñadores del Titanic nunca creyeron que se pudiera hundir. Lo demuestra el hecho de que no hubiesen montado suficientes botes salvavidas. EL barco no estaba preparado para un percance de esa naturaleza, y a nadie se le ocurrió penar en medidas de seguridad. Incluso cuando llegó el accidente, pocos se lo tomaron en serio, y ahí están las consecuencias. Que el Californian pudo haber hecho algo más, no lo dudo. Por qué no ayudó? No lo sé, y creo la respuesta a esta pregunta está enterrada con el Capitán Lord.
      Muchas gracias por tu aportación. Un cordial saludo.

Comments are closed.