¿Quién es y qué quiere Elon Musk?

Comparte con tus amigos !!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrShare on RedditShare on StumbleUponShare on YummlyDigg thisBuffer this page

En los últimos años, y cada vez más, el nombre de Elon Musk (pronunciado i-lon mosk) se repite constantemente en la prensa. Y no es para menos. Este sudafricano abarca mucho y rompe el célebre adagio, ya que también aprieta mucho. Elon Musk parece estar en todo, coches, energía solar, exploración espacial, industria, y en los negocios, claro. No sólo lo parece, lo está, y es el jefe de todo. Como diríamos por los madriles, es el puto amo.

Pero nuestro amigo el de las mejillas rosadas y el hablar tropezado, aunque esté en todo, tiene un sólo objetivo. Toda su vida, todo su esfuerzo está fijado en una meta, convertir al ser humano en una especie multi planetaria. Esto es, conseguir que Homo sapiens colonize otro planeta. Elon Musk quiere colonizar Marte. Hoy hablaremos del personaje, mañana de sus planes.

Elon Musk

El sueño de un niño

Nunca lo ha dicho con esas palabras, pero en más de una ocasión ha dado a entender que su sueño de colonizar a Marte le viene desde la infancia. Le creo, yo también tuve ese sueño. Nuestra generación creció durante los últimos años de la carrera espacial. Era una época en la que los astronautas eran más ídolos que los futbolistas. Una época en la que el progreso y la ciencia importaban a los niños más que la música. Crecimos queriendo ser exploradores, astronautas.

Elon nació y creció en Pretoria, Sudáfrica, pero de ninguna manera su infancia fue convencional. Su padre, Errol, era un ingeniero electromecánico. Su madre, Maye, una modelo nacida en canadá, cuyos aventureros padres recorrieron media África buscando la Ciudad Perdida.

Elon, Tosca y Kimbal Musk

Elon, Tosca y Kimbal Musk.

Elon, el niño aplicado, sufrió lo que ahora llamamos bullying, e incluso tuvo que ser hospitalizado una vez por la paliza que recibió. Desde muy pronto le gustaron los ordenadores y a los doce años programó un juego, Blaster, que vendió por 500 dólares a una revista (cuidado, primitivo pero adictivo el jueguito. Un nerd que sabía cómo ganar dinero.

Sus padres se divorciaron en 1980, cuando Elon tenía nueve años. A los 18, decidió emigrar a la tierra de su madre. En 1990, Elon Musk fue aceptado en la Queen’s University, en Ontario, y dos años después pasó a la Universidad de Pennsylvania, de la que obtuvo los títulos de física y de economía. Mientras estudiaba, alquiló una casa de 10 habitaciones con un amigo, y en ella organizaban grandes fiestas. Siempre el hombre de negocios.

Primera empresa

Pocos meses después de graduarse de la universidad, en 1995, Elon Musk y su hermano Kimbal fundaron GlobalLink. Con esta empresa de software los hermanos rápidamente lograron colocar un buen producto, que creaba guías de ciudades para venderlas a periódicos. Para ello, Elon combinó bases de datos de Silicon Valley que incluían las direcciones de restaurantes, bares, tiendas y otros negocios, con un programa de mapas. En un principio, GlobalLink producía los mapas para cada cliente.

En 1996, tras la entrada de nuevo capital, GlobalLink pasó a llamarse ZIP2, y se centró en crear el software para que cada cliente diseñara sus propios mapas. Finalmente, en 1999, la empresa Compaq compró ZIP2. La inversión original de los Musk, 28,000 dólares prestados por su padre, se convirtieron en un beneficio de 37 millones, 22 para Elon y 15 para Kimbal.

X.com, Confinity y Pay pal

No había cobrado aún el cheque de Compaq, cuando Elon fundó una nueva empresa, X.com. Con ella, su intención era crear un método de pago on-line por medio del correo electrónico. Sólo un año después, Musk fusionó su empresa con otra, Confinity. Esta tenía entre sus proyectos algo similar a lo que buscaba Elon, un sistema de pago online. Dicho sistema se llamaba Pay-Pal.

Pay pal e Elon Musk

En octubre del 2002, el gigante de las ventas en internet E-Bay compró Pay-Pal por 1,500 millones de dólares. Elon Musk se llevó 165 de esos millones. Vemos un patrón aquí, ¿no?

Tesla Motors

Es probablemente la mejor conocidas de las empresas de Elon Musk. Sin embargo, la fabricante de coches eléctricos fue fundada por Martin Eberhard y Marc Tarpenning en 2003. Sólo al año siguiente entró Musk como inversor. Cinco años después ya era el accionista mayoritario y Consejero Delegado.

Tesla tiene como objetivo cambiar radicalmente la cultura del automóvil. Sus fundadores creían que sustituir los motores de combustión interna por los eléctricos era posible con la tecnología disponible a principios de siglo. Tardaron más de una década, pero ahora pocos tienen dudas de que esto ocurrirá más rápido de lo esperado.

Elon Musk presenta el Modelo 3

Elon Musk presenta el Modelo 3.

Tesla ha desarrollado y puesto en el mercado tres tipos de vehículos, a saber:

  1. El Tesla Roadster, un modelo deportivo lanzado en 2006.
  2. El Modelo S, un sedán de lujo y altas prestaciones que salio al mercado en 2014.
  3. El Modelo X, una mezcla entre sedán y SUV, que utiliza la plataforma del Modelo S.

En el plan original de Musk, estos tres vehículos servirían para mantener la empresa y desarrollar la tecnología para crear un modelo más económico, para el mercado masivo. El prototipo del Modelo 3 fue desvelado en marzo de 2016, con un precio anunciado de unos 35,000 dólares. Medio millón de personas adelantaron 1,000 dólares para reservar el suyo.

A pesar de que los modelos Tesla han sufrido algunos desperfectos, como cualquier otro coche, han demostrado que un coche 100% eléctrico es posible en la actualidad. El problema es que no todo el mundo lo sabe. Hace apenas unas semanas, pude leer un artículo en un diario nacional español, en el que la autora hablaba del “sueño utópico” del coche eléctrico. Por lo visto la señora no sabe que hay más de medio millón de vehículos eléctricos rodando por las calles del mundo. 150,000 de ellos salieron de las fábricas de Tesla.

Space X

En octubre del 2001, Elon Musk viajó a Moscú con uno de sus mejores amigos, Adeo Ressi, el mismo con  el que organizaba las fiestas en la universidad, y Jim Cantrell, un antiguo empleado de la NASA. La tarea del trío era comprar antiguos misiles balísticos rusos, para reciclarlos como cohetes de carga. Musk, con sólo 30 años, fue visto como demasiado joven para ser tomado en serio. No hubo trato.

En febrero del año siguiente el grupo volvió a Rusia, esta vez acompañado de un ex-agente de la CIA. La ISC Kosmotras, ofreció a Musk uno de tales cohetes por 8 millones de dólares. La leyenda cuenta que el joven emprendedor se sintió ofendido por el alto precio, y salió enfadado de la reunión.

Un cohete Falcon 9 de Space X despega de Cabo Cañaveral.

Un cohete Falcon 9 de Space X despega de Cabo Cañaveral..

Uno de sus futuros socios, cuenta que, en el viaje de vuelta, Elon Musk pensó que sería posible construir sus propios cohetes, mucho más eficientes, y a un precio mucho más bajo. Ese mismo año nació Space Exploration technologies. Conocida como Space X, fue la primera empresa privada en la historia en realizar un vuelo orbital, en 2008. En 2010 también se convirtió en la primera en firmar un contrato con la NASA para transportar materiales a la Estación Espacial Internacional.

Solar City

Elon Musk ha repetido en numerosas ocasiones que sus tres intereses son, internet, el medio ambiente y la exploración espacial. Ya con las varias empresas mencionadas anteriormente, Musk decidió poner el ojo en la energía solar. Para ello, habló con sus primos Peter y Lyndon Rive y se asoció con ellos para crear Solar City. Esta empresa está dedicada al diseño y construcción de sistemas de energía solar.

Solar City es en la actualidad la mayor empresa estadounidense del ramo. Elon Musk es el Presidente y accionista mayoritario de Solar City, y recientemente anunció sus intenciones de funcionar SC con Tesla Motors. La razón, en palabras del propio Musk, son “crear un producto perfectamente integrado entre las baterías Tesla y la energía solar que sea bello”. Ya no es que sea sólo eficiente, sino también agradable.

Elon Musk el oráculo

Nuestro personaje de hoy ha acaparado buena parte de la prensa tecnológica de los últimos años. No es el único en promover ni la energía ni los coches eléctricos, ni la exploración espacial privada. Pero su ambición, su contagioso entusiasmo, y el hecho que sus grandes planes se han convertido en realidad, hacen que la gente le siga como si fuera un oráculo.

A Musk se le ha comparado con Thomas Alva Edison, con Steve Jobs y con Henry Ford, por la capacidad de estos hombres para cambiar la historia, para reinventar productos altamente tecnológicos y convertirlos en artículos de uso diario. Probablemente a él le gustaría más que le compararan con Nikola Tesla. Es por eso que su más grande ambición, la de colonizar Marte, levanta tantas expectativas.

Este es el hombre, y estos son sus planes. El martes 27 de septiembre, Musk hizo público el proyecto a corto, medio y largo plazo para la colonización de nuestro planeta vecino. Un plan muy ambicioso, marca Elon Musk, que incluso a mí se me antoja complicado.

En el artículo de mañana, revisaremos en detalle dichos planes, en los que la ciencia pondrá toda la carne al asador para, si puede, hacer historia.

Comparte con tus amigos !!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrShare on RedditShare on StumbleUponShare on YummlyDigg thisBuffer this page