Te va a gustar Dunkerque, la película (no spoilers).

Ayer publiqué un artículo sobre la Operación Dinamo. Por la noche, me fui a ver Dunkerque, la película de Christopher Nolan que trata sobre dicho evento. En dos palabras, me gustó; en tres, me gustó mucho, y a ti también te va a gustar.

Esta es la primera vez que hago una crítica de cine. No soy un experto, ni voy mucho, y ya hay otros que desarrollan esa labor. Pero esta ocasión es especial, porque se trata de una película histórica, y porque, simplemente, merece la pena.

Te voy a dar mi opinión, sin ínfulas ni lenguaje rebuscado. Te cuento un poco por qué creo que es una gran película, sus muchas virtudes y sus pocos, y menores, defectos. Eres tú quien decidirá si la ves o no. Yo espero poder verla otra vez, pronto.

Dunkerque, la película

La historia

Esta es la parte fácil. Lo que sucedió aquellos días en las playas de Dunkerque, el pueblo, es bien conocido por los estudiosos y aficionados a la historia. Si eres británico, aunque no lo seas, sabes qué pasó en Dunkerque.

Para aquellos que necesiten un recordatorio, tengo estos artículos de esta semana, los antecedentes en Operación Amarillo, y Dunkerque, de derrota en derrota hasta la victoria. Cuando los hayas leído, puedes volver.

Nolan evita meterse en la situación anterior a Dunkerque. Apenas se menciona que 400,000 soldados aliados han sido acorralados en un perímetro con el mar como muro. Mensaje a los espectadores, haz los deberes antes y ponte al tanto de la situación.

Por lo demás, la historia es bastante rigurosa. El director, que también es el guionista, nos ha ahorrado ñoñerías de triángulos amorosos ficticios, como en Titanic o Pearl Harbor. En Dunkerque, la película, los personajes son inventados, pero que siguen las experiencias reales de personas que sí estuvieron ahí.

Dunkerque, la película

No pasan más que unos segundos desde la primera escena y ya estás pillado. Media docena de soldados británicos buscan en las calles de Dunkerque algo que beber, o que fumar. Segundos después, todos menos uno están muertos.

Pero no son muertes gratuitas. Con esa simple escena, el director nos enrolla y nos mete de lleno en la desesperada situación que sufrían los jóvenes protagonistas. Cuando el único superviviente llega a la playa, terminamos de creernos el mundo de Dunkerque.

El Director británico Christopher Nolan, autor de Dunkerque

El Director británico Christopher Nolan, autor de Dunkerque.

Seguidamente nos adentramos en la segunda historia, la de un trío de Spitfires que cruza el canal de la Mancha para intentar proteger a sus paisanos de los bombarderos Stuka. Cuando se enfrentan a estos y a los Heinkel HE 111, el espectador se lleva una agradable sorpresa.

He visto cientos de películas bélicas, desde niño. Hay muchas que me han gustado, por muchas razones. Sin embargo, las que tienen que ver con aviones siempre han sido mis favoritas. Dunkerque se lleva a todas de calle.

Por ejemplo, hay una escena en la que se ve a los Stuka bombardeando las playas atestadas de soldados. Pues bien, nunca había visto, o escuchado, el rugido chillante y característico de esos aviones, tan bien logrado.  

En los combates aéreos algo parecido. Los sonidos de las balas, disparadas o recibidas, es mucho mejor que en cualquier otra película que haya visto. Cada petardazo te hace aferrarte a los reposabrazos como si te estuvieran disparando a ti. Eso si no saltas.

La narrativa

Nolan se puso como meta rodar una película sin complicaciones, ciñéndose al hilo de los acontecimientos que quiere contar, sin distracciones. Pasamos de una historia a otra de una manera sutil. Al principio, parecen historias separadas, pero el correr de los minutos las va tejiendo suavemente hasta que, en el desenlace, todas son una.

Si la narración es sencilla, la emoción está en el agitado y excitante ritmo con el que se desarrolla la acción. No hay pausas, no hay tregua, como no la hubo para los miles de soldados y oficiales que vivieron el verdadero Dunkerque.

Soldados en las playas de Dunkerque,la película

Llama la atención el escaso diálogo. Los personajes son pocos, casi anónimos, y se comunican con miradas, con gestos. No hay palabras grandilocuentes (hasta el final), ni grandes discursos. No sale ningún gran general, ni un político. A Churchill apenas se le menciona en el epílogo y sólo un puñado de nazis aparece al final.

Dunkerque, la película, sólo nos cuenta las experiencias de un pequeño grupo de soldados, sus miedos, sus esperanzas. Son chicos normales que quieren sobrevivir, volver a casa. Al carajo la guerra.

Efectos especiales

A nadie debe llamar la atención que Dunkerque esté plagada de grandes escenas. El Señor Nolan es un gran maestro en este arte, como lo demuestran trabajos suyos anteriores, Interestelar, Origen, y varias cintas de Batman.  

Los efectos especiales están magníficamente bien logrados. No he notado ni un fallo, ni una debilidad, son creíbles. La fotografía es espectacular, limpia, abierta. Cabe mencionar que la vi en un cine en Alta Definición, pero sólo el hecho de que Nolan haya elegido un formato amplio, permite el disfrute de cada escena.

Dunkerque, Spitfires

Hace casi 20 años Spielberg nos sorprendió con la impactante escena de apertura de Saving Private Ryan. Hasta entonces no habíamos visto una rendición tan realista de la carnicería de guerra. Sin embargo, y con sólo dos o tres escenas, Nolan ha logrado superar a Normandía con Dunkerque.

Y si quieres ver hundimientos de barcos, olvídate de Titanic. Dunkerque tiene más, y mejores.

Los personajes

No recuerdo otra película en la que los personajes cuenten tan poco. Y no es un error. Nolan ha querido representar a cada uno de los protagonistas no como a un individuo, sino como un pequeño pero indispensable engranaje de una gran maquinaria.

Apenas se mencionan los nombres. El actor más conocido, Kenneth Branagh, discretamente hace su trabajo, el del Comandante Bolton, sin estridencias. Tuve que mirar en IMDB el nombre del comandante, pues no recuerdo que lo mencionen en la cinta.

En la lista de los protagonistas, aparecen varios como “soldado”, “granadero”, “soldado francés”, “camillero”, “alférez”, “enfermera”. El nombre del personaje no importa.

He leído en alguna crítica que uno de los fallos de Dunkerque, la película, es que Nolan no desarrolla bien los personajes. No creo que sea un fallo, está hecho a propósito para restar importancia al individuo, para resaltar la tragedia del soldado desconocido.

No necesito saber si tal o cual soldado tiene una novia guapa, o si el teniente es alcohólico. Importa lo que vivieron en ese momento y en ese lugar. El espacio tiempo es limitado ante la infinidad de microeventos que componen la épica.

Dunkerque, te va a gustar

A menos que te disgusten las películas bélicas, o que odies el cine como espectáculo, Dunkerque, la película, te va a gustar. Es trepidante, desgarradora, y entretenida. Por si fuera poco, es también educativa.

No es, tampoco, la película perfecta. Es algo corta, y se deja en el tintero algún refuerzo narrativo. Algunos de los detalles de la evacuación, como el hecho de que los soldados en las playas se quejaran del poco apoyo de la RAF, apenas se dirimen en flashes.

Playas de Dunkerque, la película

Hay sólo un bombardeo de los Stukas sobre las playas, cuando en realidad fueron decenas. El único está muy bien logrado, por lo que creo que Nolan podría habernos regalado alguno más. Me hubiese gustado también conocer la historia de otros de los muchos civiles que cogieron sus barcos para acudir en ayuda de los soldados. A pesar de los 700 que acudieron, en Dunkerque, la película, apenas conocemos a los tripulantes de uno.

Bien vale una misa

En cualquier caso, los fallos son detalles ocultos tras el ritmo, la fotografía, el horror y la tensión. Más aún se pierden cuando la cinta está perfectamente regada de una banda sonora producida por el maestro Hans Zimmer.

Dunkerque, la película, es excelente, y seguro será el gran éxito del verano. Pocas películas bélicas consiguen ser tan entretenidas al tiempo que realistas, y hay que aprovecharlas. Confío en verla otra vez en la gran pantalla, y será uno de esos filmes que, en el futuro, siempre que lo pongan en la tele, lo veré.

Y esta es mi opinión. Tómatela con calma, pues como dije al principio, no soy un experto. Pero insisto, Dunkerque te va a gustar.

8 thoughts on “Te va a gustar Dunkerque, la película (no spoilers).

  1. También la vi ayer y coincido. Pero no con todo: considero que tiempo de metraje y exposición de detalles son coherentes con la visión de Nolan. Él va (y ve) más allá de Dunquerke… La finalidad es que el espectador, sobrecogido, se reconozca en el brutal e inútil sufrimiento humano que acarrea la guerra. Cualquier guerra. Propósito que consigue sobradamente con las escenas que desarrolla. Una obra de arte.

    • Hola Summa, es verdad que la peli se me hace corta, pero no creo que sea un defecto. Como bien dices, Nolan la pensó así. Si me hubiese gustado ver más peli es porque es muy, muy buena. La verdad es que Nolan se ha saltado la valla, será un éxito..
      Mil gracias por comentar y un saludo cordial!

  2. Estaba casi convencido de ir a verla. Me has dado el empujón que me faltaba.
    Gracias por la crítica cinematográfica, aunque digas que no es lo tuyo.

    • Hola Carlos,
      hace tiempo que quería hacer una reseña cinematográfica, pero no me atrevía porque no sabía como. Lo que he hecho fue simplemente escribir lo que sentí al verla. Puede que a algunos no les guste, pero creo que a la mayoría le va a causar una buena impresión. Ya me contarás qué te parece…
      Mil gracias y un abrazo!

    • Y a mí Anita!, No soy experto en cine, pero como espectador, me convenció como pocas películas bélicas. Veremos los resultados glbales de taquilla… 😛
      Muchas gracias por comentar. Un cordial saludo.

  3. A mí también me ha encantado la película y como me quedé con ganas de mas busqué en la web algún libro específico sobre el tema y me topé con “Las arenas de Dunkerque” que cuenta el hecho de manera muy detallada, así que entre la peli y el libro pude tener una idea acabada de lo épica que fue aquella evacuación de soldados a las apuradas y con escasos recursos.

    • Hola María Manuela,
      Las Arenas de Dunkerque es un gran libro. Como bien dices, el autor, Richard Collier, nos adentra en el evento con amplio detalle, por algo había sido piloto de la RAF y periodista. Lo que sucedió aquel día fue un milagro, sólo por detrás de los hechos en la Operación Hannibal, de la que hablaré dentro de poco.
      Mil gracias por tu amable comentario. Un besín.

Comments are closed.