¿Por qué el Modelo T de Ford sólo se fabricaba en negro?

El 1 de octubre de 1908, varios trabajadores de la Ford Motor Company esperaban en la calle a que se abriera una de las puertas del taller. Sabían que el jefe llevaba meses preparando algo, y que estaba a punto de desvelarlo. Cuando Henry Ford confirmó que la prensa estaba también fuera, se levantó la cortina de acero, y salió un vehículo algo extraño, con el mismo Ford al volante. Nadie quedó muy impresionado en el primer momento, pero aquel Ford Modelo T, cambiaría para siempre el mundo del automóvil.

Ford modelo T de 1908

Ford modelo T de 1908.

Invento y persona van de la mano. El coche y su creador son inseparables, y ambos representan la reinvención de una sociedad, el inicio de una nueva era. El Modelo T de Henry Ford, fue el primero en ser producido para las masas. Tiene fama de ser el primer automóvil construido en una línea de montaje, y el primero al alcance del bolsillo de la gente de a pie. Todo ello, siguiendo la filosofía del empresario de Dearborn, Michigan, basada principalmente en mejorar la vida de los ciudadanos.

Mucho podríamos decir de estos símbolos del progreso, pero hoy quiero centrarme en una de las caracterçisticas más curiosas del coche: que sólo se fabricaba en negro. Idea de Ford por supuesto, y no por un gusto especial por el color del luto, sino por una razón muy práctica.  

Un mito

He escrito arriba que el Modelo “tiene fama de ser el primer automóvil construido en una línea de montaje”. Pero es sólo la fama. La realidad es que el primer auto construido de esa manera fue el Oldsmobile Curved Dash, en 1901. Ford no inventó la línea de montaje, múltiples productos ya se fabricaban en serie. En todo caso, lo que hizo el hijo del granjero de Dearborn, Michigan, fue llevar la práctica a alturas insospechadas.

1903 Olds Curved Dash

1903 Olds Curved Dash.

Desde principios de siglo, Ford buscaba una manera de construir un coche que cualquiera pudiese comprar. Sus primeros modelos, el A y el B se habían vendido con éxito, y espm quería decir unas cuantas centenas de automóviles. Sólo los ricos podían permitirse un lujo así, y eso es lo que Ford quería cambiar. En 1906 comenzó a desarrollar su Modelo T.

Por esas fechas, Henry y su hijo Edsel visitaron a un cliente suyo. Este tenía una planta procesadora de carnes, y lo tenía montado de manera que los animales iban colgados de una línea, y cada trabajador se especializaba en descuartizar una parte del cerdo o res. La línea funcionaba de manera rápida y eficiente, y Ford se dio cuenta de que eso era lo que buscaba.

Diseñando del Ford Modelo T

Para los detalles, Ford tenía a un  buen equipo de mecánicos y diseñadores: El grupo estaba liderado por Childe Harold Wilis, uno de lo primeros empleados de Ford, e incluía a media docena de hombres. Henry el jefe, se encargaba de que el diseño fuese a la vez, barato,y fácil de producir.

Henry Ford con uno de sus Modelo T, en 1919.

Henry Ford con uno de sus Modelo T, en 1919..

El resultado fue un coche resistente, Llevaba un motor frontal de cuatro cilindros y 2.9 litros. Era capaz de alcanzar los 70 km/h, y podía funcionar con gasolina, keroseno o etanol. Su altura entre suelo y chasis le permitía rodar en todo tipo de terrenos. Henry estaba feliz. El Modelo T sería un coche no para los ricos, sino para las masas, para los trabajadores y los granjeros. Los lujos se los dejaba a otros.

Éxito de ventas

El Modelo T resultó ser un éxito desde el primer día. Era resistente, eficiente y barato. Tan sólo unos meses después de comenzar a venderlo, Ford tuvo que anunciar que no se cogerían más órdenes porque la planta no daba abasto. Fue entonces cuando Henry decidió aplicar su nuevo método de producción.

Hasta ese momento, el equipo de mecánicos montaba cada coche individualmente en un bastidor. Dicho método les permitía construir unos 25 coches al día, lejos de las 1,000 unidades que Henry quería fabricar cada 24 horas. Se acordó entonces de la carnicería de su amigo, y comenzó a experimentar.

Línea de ensamblaje de Ford

Línea de ensamblaje de Ford.

Poco a poco fue añadiendo líneas de montaje a la fábrica. Primero para algunas partes, Luego para el coche. En agosto de 1913, toda la producción de Ford se hacía en líneas de montaje. Por si fuera poco, Ford no sólo logró producir más  oches, sino que la línea sin fin rebajaba los costes considerablemente. Ford pasó ese descuento a sus clientes.

Pueden comprar el coche del color que quieran, mientras este sea negro

Para entonces ford vendía miles de unidades  por semana. El Modelo T se fabricaba no ya sólo en Dearborn. Ford montó plantas en varios estados de la Unión, y en otros países. Inglaterra,Chile, Argentina y España (Cádiz) tendrían su línea de ensamblaje del Modelo T. Eso sí, para entonces ya todos los “Tin Lizies” (apodo del Modelo T), eran todos del mismo color. En los primeros años de su existencia se podían comparar en verde, azul y rojo.

La planta Ford en Manchester, Inglaterra.

La planta Ford en Manchester, Inglaterra, en 1911.

El mismo año en que comenzaron a fabricarse en masa, todos pasaron a ser negros. ¿Por qué? Por la simple razón de que la pintura negra se secaba más rápido que la de cualquier otro color. Con el negro, no había que esperar tanto en el secado, y la línea de montaje avanzaba más rápido.

En una carta a sus empleados, Henry Ford les anunció:

“Cualquier cliente puede pedir que su coche se  pinte del color que quiera, con la condición de que este sea negro.”

Otra ventaja del negro es que era más duradero que otros colores. Sus dueños no tenían que estar pintándolos constantemente, y ese ahorro de dinero siempre venía bien.

El coche que inventó el mundo moderno

El Modelo T fue y es uno de los coches más famosos de todos los tiempos. De hecho, fue elegido como el auto del siglo XX en una encuesta. Con sus más de 16 millones de unidades fabricadas, ocupa el octavo lugar de la lista de coches más vendidos de la historia. Fue el primer coche para las masas, el primero con un precio al alcance del bolsillo de la gente de a pie.

Aquel adusto pero eficiente coche, cambió la manera en que los estadounidenses veían el mundo. Los viajes, el comercio y las vacaciones ya no serían lo mismo. Gracias al Modelo T y su enorme éxito, los gobiernos tuvieron que construir carreteras, y organizar el tráfico. No sólo eso, la industria imitó los métodos de Ford y los productos se abarataron, permitiendo el acceso  de cientos de productos a la mayoría de norteamericanos. Pocas cosas hubiesen podido hacer más feliz al fundador.

El final de un gigante

Pero todo por servir se acaba. A pesar de las reticencias del viejo Henry, que no quería introducir nuevos modelos, el auge de la competencia no le dio opción. Para mediados de la década de 1920, salía al mercado el Ford V8, otro gran éxito. No obstante, en mayo de 1927 la era del Modelo T terminó.

Nuevos modelos, nuevos motores y colores llegaron para cubrir las necesidades del mercado, El Modelo T de Ford dejó de construirse, pero dejó un legado histórico en la industria, y una huella imborrable en los Estados Unidos. El Modelo T habrá dejado de venderse, pero nunca dejará de ocupar su lugar como el primer gran coche de la historia.  

Nota: hay muchos otros temas sobre Ford que valen la pena comentar, incluyendo sus polémicas racistas. Pero eso lo haremos en otro artículo. Este es sobre el Modelo T.

12 thoughts on “¿Por qué el Modelo T de Ford sólo se fabricaba en negro?

  1. Hola Jesús,
    no deja de ser curioso que en la actualidad el color de coche que más se vende sea su contrario, el blanco. Desde que Benz, Daimler y Wilhelm Maybach, todos ingenieros alemanes, construyen los primeros modelos de automóviles con gasolina iniciando así la producción masiva de coches a partir del año 1900 en Francia y EE.UU. se comenzarían a crear las primeras compañías de fabricación de autos por Panhard et Levassor (1889), Peugeot (1891) y Henry Ford en 1908, utilizando este último ese innovador sistema de montaje que revolucionaria para siempre el sector. Sin lugar a dudas, sería Ford quien tendria la visión suficiente como para hacerlo más que rentable. Por cierto, si no estoy confundido fue también Ford quien en plena crisis económica mundial no solo no rebajaría los sueldos a sus empleados sino que los aumentaria ante la sorpresa de políticos y empresarios. Cuando le preguntaban porqué lo hacía, él contestaba que su empresa vendía coches y de esta forma al menos sus empleados podrían comprarlos. Una lógica aplastante que muestra su gran visión de empresa.
    Abrazos y como siempre un artículo interesantísimo. Ya estoy esperando el siguiente… 😉

    • Hola Francisco,
      excelente aportación. Es verdad que los alemanes inventaron el coche y que después los estadounidenses tomaron la delantera, al menos en la producción. Tienes razón también al recordar que Ford, en una ocasión decidió subir los salarios de sus trabajadores. No fue un gesto desinteresado. Lo que sucedía es que, una vez instalada la línea de montaje (que copió de un carnicero cliente suyo) los trabajadores de la fábrica se quejaban de lo tediosa que era la jornada laboral. Horas y horas haciendo lo mismo. Era muy común que los trabajadores dejaran el empleo después de unas semanas. Como comprenderás, estar contratando u formando continuamente a nuevos trabajadores no era muy rentable. Fue entonces cuando el viejo Henry decidió duplicar los salario. De una media de 2.36 dólares por día, a 5 dólares.
      En mi opinión, no importan las razones, sino los hechos. Miles de hombres se presentaron al día siguiente buscando trabajo en la planta, y el problema de los abandonos se acabó. Un a buena decisión de Ford.
      Muchas gracias como siempre por tu acertado comentario.
      Un abrazo y buen finde!

  2. De las cosas que uno se entera. Es agradable disfrutar de los detalles de la historia. Muy agradecido.

    • Hola Víctor Hugo,
      es lo bonito de la historia (y de otras materias) que siempre tienen algo nuevo que enseñarnos. A mí, en particular, me gusta contar esos detalles de la historia a los que los historiadores muchas veces no hacen caso. Gracias a internet, los aficionados podemos dedicarles unas líneas.
      Muchas gracias por tus amables palabras. Un saludo cordial.

  3. Muy bueno Jesús como siempre, pero hay algo que no me cierra: mencionas que los primeros modelos de Ford fueron el “A” y “B”, cuando siempre he escuchado que el “A” se empezó a fabricar en 1928, precisamente como sustituto del “T”. Mis abuelos tuvieron un “A” y hasta llegué a hacer algun paseo en el en mi infancia.
    Quiza hubo algun modelo anterior tambien denominado “A”, todo es posible, te dejo con la duda (que es la mejor forma de aprender…)
    Un abrazo desde Montevideo.

  4. No tenía idea… el hombre no se complicaba mucho, al parecer. Me alegra haber aportado algo, al menos una inquietud.
    Sigo leyendote, revolviendo entradas viejas siempre encuentro algo interesante.
    Un abrazo desde Montevideo!

    • Hola Carlos,
      este blog no sería nada sin vosotros los lectores. El caso del Modelo T sólo en negro siempre me pareció curioso, y había escuchado más de una versión al respecto, como que Ford quería un color serio por ser muy religioso. Como suele suceder en un empresario de éxito, el viejo henry tomaba sus decisiones basado en la productividad, o sea, en el dinero… ;P
      Muchas gracias por todo tu apoyo a Ciencia Histórica. No me cansaré de decirlo.
      Un abrazo fuerte hacia Montevideo!

Comments are closed.