Operación: La Ira de Dios.

En septiembre de 1972, un comando de terroristas palestinos entró en la Villa Olímpica de Munich y secuestró a 11 atletas israelíes. Al final de la crisis, todos los deportistas y cinco de los ocho terroristas habían muerto. El gobierno de Israel, uno de los pocos que no se arrodilla ante el chantaje de la violencia, decidió hacer algo para proteger a sus ciudadanos. La Primera Ministra, Golda Meir, ordenó la Operación la Ira de Dios.

La operación tenía como objetivo encontrar y eliminar a aquellos que habían tenido algo que ver con la preparación y ejecución del crimen de Munich. De paso, el Instituto para la Inteligencia y Operaciones Especiales, conocido en el mundo por la palabra hebrea “instituto”, Mossad, intentaría destruir la estructura logística del terror palestino en Europa. La ejecución quedó a cargo de la unidad Sareyet Matkal, y los equipos serían formados y dirigidos por Michael Harari, un veterano agente del Mossad.

Wael Zwaiter, primer objetivo de la Ira de Dios

Wael Zwaiter, primer objetivo de la Ira de Dios.

Motivación

A Meir le preocupaba la seguridad de los ciudadanos israelíes por el mundo. La facilidad con que los terroristas habían actuado y el poco interés que sus vidas levantó durante la crisis, dejó claro al gobierno judío que estaba solo. Golda Meir no se decantaba por utilizar la violencia. Pocas semanas después de Munich, cuando los tres terroristas sobrevivientes fueron liberados por Alemania, cambió de parecer.

Golda Meir autorizó la Ira de Dios.

Golda Meir autorizó la Ira de Dios..

Harari estableció su base en París. La intención era alejarse lo más posible de Israel para facilitar a su gobierno negar cualquier hecho, y porque la capital francesa era un nido de terroristas africanos y árabes. La lista de objetivos fue creada por el Comité X, basándose en información de operativos de la Organización por la Liberación de Palestina en la nómina del Mossad.

Comienza la Ira de Dios

El primero en la lista era Abdel Wael Zwaiter, un palestino que trabajaba como traductor en la embajada de Libia en Roma. Zweiter era, además, el representante de la OLP en Italia. La noche del 16 de octubre de 1972, Zwaiter vuelve a su apartamento en la Piazza Annibaliano. Un hombre le espera tras el portal. Segundos después, once balas de Beretta penetran en el cuerpo del palestino, una por cada atleta muerto. Sólo habían pasado 40 días desde la masacre de Munich.

En París vive el doctor Mahmoud Hamshari, el portavoz de la OLP en Francia. Vive en un apartamento de lujo con su esposa francesa y una hija. La mañana del 8 de diciembre, poco después de que la mujer y la niña salieran de casa, un operativo del Mossad que había entrevistado a Hamshari pocos día antes (posando como periodista), le llama por teléfono.

Mahmoud Hamshari

Mahmoud Hamshari.

Cuando este se pone, otro operativo envía una señal de radio que detona la bomba en el auricular de Hamshari. El palestino sobrevive a la bomba, pero muere un mes más tarde de sus heridas.

Más operaciones

Hussein al Bashir era el representante de Al Fatah en Chipre. Era también el palestino que mejores contactos tenía en la KGB soviética. Al Bashir era miembro de Septiembre Negro, y como tal, estaba en la lista de la Ira de Dios.

El 24 de enero de 1973, Bashir apaga las luces de su habitación en el Hotel Olympic (ironías del destino) en Nicosia. Pocos segundos después de acostarse, una bomba detonada por control remoto destruye su habitación. Pocos restos del terrorista son recuperados.

De vuelta en París, el profesor Bassil al-Kubaissi es asesinado el 6 de abril cuando volvía a casa. Nuevamente, son 11 balas de Beretta las que le quitan la vida. Tres días después, tiene lugar la operación más arriesgada de la Ira de Dios, y para ella cuenta con un comando especial.

Yasser Arafat

Yasser Arafat.

Beirut

En aquellos días los dirigentes de la OLP se habían mudado al Líbano, después de haber sido expulsados de Jordania. Aparte del terrorista Yasser Arafat, líder de la organización, en Beirut viven decenas de sus consejeros. La noche del 9 de abril, tres comandos llegan por lancha a las playas de Beirut, alrededor de 12 hombres. Entre ellos, se encuentra Ehud Barak, futuro Primer Ministro de Israel. Barak va disfrazado de mujer, al igual que otros de su compañeros.

Ehud Barak en sus dias de comando.

Ehud Barak en sus dias de comando.

Uno de los grupos se dirige a un apartamento en el que elimina a Muhammad Youseff al-Najar (también muere su esposa), líder de las operaciones de Septiembre Negro; Kamal Adwan, Jefe de Operaciones de la OLP, y Kamal Nasser, portavoz de la OLP.

Otro de los comandos destruyó un edificio donde vivían varios líderes palestinos. El tercero destruyó un centro logístico de la organización terrorista. Yasser Arafat se encontraba a solo unos metros de los dos principales ataques, pero sobrevivió.

Continuá la Ira de Dios

Al menos una docena de importantes cargos de la OLP y Septiembre Negro cayeron víctimas del Mossad en las próximas dos décadas. Es posible que el número más alto, pero las guerras internas entre los palestinos, principalmente con la facción de Abu Nidal, no dejan muy claro quién eliminó a quién. No obstante, la Ira de Dios sería suspendida por unos años después de que sus operativos cometieran un grave error.

Ali Hassan Salameh, el Príncipe Rojo

Ali Hassan Salameh, el Príncipe Rojo.

Hariri había localizado a Ali Hassan Salameh, uno de los responsables directos de la masacre en Munich. Salameh era un conocido operativo, apodado el Príncipe Rojo por su elevado nivel de vida, su gusto por las mujeres rubias (cuando murió estaba casado con la Miss Universo, una libanesa), y porque se consideraba a sí mismo un comunista.

Fiasco

El Mossad había recibido información de que Salameh estaba en el resort noruego de Lillehammer, y se le veía constantemente con una rubia. Los datos cazaban con su personalidad, y Hariri se trasladó a Noruega con dos equipos en julio de 1973. Siguieron al blanco durante unos días, y el 21 de ese mes un equipo de dos comandos emboscó a su objetivo y lo ejecutó a plena luz del día.

El problema fue que la víctima no era Salameh, sino Ahmed Bouchiki, un camarero marroquí casado con una noruega. Su único pecado fue parecerse al terrorista palestino.

Media docena de los operativos israelíes fueron detenidos por la policía local, y el escándalo saltó a los medios. Golda Meir se vio obligada a llamar al resto del equipo repartido por toda Europa y a suspender la Ira de Dios. Sería reanudada por su sucesor Menahem Begin cinco años después. Salameh sería finalmente asesinado en Beirut en 1979, cuando mantenía una relación con una atractiva agente del Mossad.

Conclusiones

Es prácticamente imposible conocer el número total de víctimas de la Operación Ira de Dios. Se cree que los comandos realizaron su trabajo al menos dos décadas. La gran mayoría de los nombres en la lista creada por el Comité X tuvo un trágico final. El mundo sabía que era el Mossad. Israel negó todo.

Mossad

La OLP no se quedó con los brazos cruzados, y durante el tiempo que la Ira de Dios estuvo en operaciones, al menos dos docenas de agentes y representantes israelíes fueron asesinados por los palestinos. Todo esto sin contar las víctimas civiles en ataques terroristas. Fue la época de los secuestros de aviones y los primeros atentados terroristas en suelo europeo.

La operación era acabar con terroristas, pero había un segundo y subyacente objetivo. Mossad quería que los miembros de la OLP y de Septiembre Negro no pudiesen vivir tranquilos. Que miraran sobre el hombro a cada paso. Que supieran que atacar a ciudadanos israelíes tendría consecuencias. Era la guerra psicológica.

El conflicto persiste

Es obvio que con la política de ojo por ojo la paz en Medio Oriente estaba cada vez más lejos de alcanzarse. Pasarían algunos años antes de que la OLP firmara la paz con Israel. La guerra continuaría bajo el liderazgo de Al Fatah y de Hamas, hasta ahora.
Israel y la Ira de Dios consiguieron su objetivo de retribución y eliminó a tantos dirigentes de Septiembre Negro, que finalmente Arafat decidió cerrar el grupo. El conflicto persiste. La mayoría de aquellos que tuvieron algo que ver con Munich. Aquellos que mataron con la espada, murieron por la espada.

Nota: La película “Munich” de Steven Spielberg, cuenta la historia de la Operación Ira de Dios, con la licencia artística esperada.

8 thoughts on “Operación: La Ira de Dios.

    • Hola Guillermo,
      esa es la intención. Eventos de esta naturaleza y alcance deben ser recordados, o conocidos por los más jóvenes. Espero este granito de arena sirva de algo.
      Muchas gracias y un saludo.

  1. Buen día, Jesús.
    Es un placer informarse con vos. Claro y conciso, con una diagramación despejada y potente.

    • Hola Pajuerano,
      que gusto volver a oír de ti! ::P
      La historia de Munich y de la operación que la siguió es un ejemplo de la espiral de violencia que distingue al conflicto árabe-israelí. Desgraciadamente la guerra continúa, y no hay visos de que se vaya a resolver pronto. Yo sólo he querido poner un poco de luz sobre el tema, principalmente porque rara vez se habla sobre La Ira de Dios en los medios convencionales. Y ya sabemos, olvidar la historia no es bueno…
      Muchas gracias por tus halagos. Sabes bien que no me las doy de historiador profesional, pero hago mi trabajo lo mejor que puedo. Palabras como las tuyas me animan a seguir por el mismo camino.
      Muchas gracias y un abrazo!

    • Hola Albe, ya veo que lo encontraste… 🙂 Una historia tremenda de la que se habla poco, pero para eso estamos los blogs…
      Muchas gracias nuevamente y un cordial saludo.

Comments are closed.