Héroes ignorados de la civilización.

Comparte con tus amigos !!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrShare on RedditShare on StumbleUponShare on YummlyDigg thisBuffer this page

Estamos acostumbrados a que nos presenten como héroes a guerreros, famosos generales que lograron grandes conquistas; también sirven los deportistas de élite, que han ganado numerosos torneos por sí solos o con sus (nuestros) equipos. Otros menos prosaicos eligen a poetas, escritores, y por qué no, a actores disfrazados de reyes o villanos en galaxias, muy, muy lejanas. Todo esto sin olvidar que, para la mayoría, nuestros padres son nuestros primeros héroes, y con razón.

Pero hay otra gama de la épica, otra línea de portentos que no son humanos, pero que sin ellos la raza humana difícilmente hubiese existido, y mucho menos llegado hasta el punto en el que hemos llegado, en el que somos capaces de casi todo, de lo bueno y de lo malo. Hoy quiero cantar a esos héroes silenciosos, abundantes pero ignorados mayoritariamente, a pesar de que forman parte integral de nuestras vidas, todo los días. De hecho, la mayor parte de la población humana basa su dieta diaria en estos héroes ignorados.  Hablo de los pastos, tal cual.

Pastizales del mundo héroes

Pastizales del mundo.

Cambian la historia

Ya me habréis oído decir que la historia no son sólo fechas de batallas y listas de emperadores, que también. Como seguidor de Big History, la historia del hombrees para mí más que lo que hemos logrado desde el primer documento escrito. No, la historia del hombre, y de sus héroes, comienza desde principios de los tiempos, porque si nada de lo que sucedió antes de que existiéramos hubiese sucedido, estaríamos por aquí. Y ese es el caso de hoy, sin la aparición de los pastos no seríamos los seres erguidos que somos, y no hubiésemos llegado al grado de evolución actual que la naturaleza nos ha deparado. Pero antes de continuar, revisemos brevemente qué es en realidad un pasto, porque sospecho que alguno se llevará una sorpresa.

Científicamente, los pastos son plantas de la familia de la poaceas, mejor conocidas como gramíneas, clase de las monocotiledóneas, aquellas cuya semilla está formada por un bloque, y no dividida en dos, como sucede con las Mono y dicotiledóneaslegumbres. De acuerdo con la evidencia encontrada, los pastos aparecieron a finales del cretáceo, poco antes de la desaparición de los dinosaurios. En la actualidad son las plantas con más éxito del mundo, encontrándose en prácticamente todos los ecosistemas, desde los bosques tropicales hasta los bordes árticos de la tundra. Las gramíneas ocupan ya el 24% de la superficie terrestre, y en otros tiempos han ocupado porcentajes aún mayores. Y es que los pastos no son sólo esas hojas verdes y puntiagudas que vemos en ese nuestros jardines. No, son mucho más que eso. Todos los cereales  son pastos, trigo, arroz, cebada, sorgo, maíz, etc. También son pastos el papiro el bambú y la caña de azúcar, media docena de ejemplos entre las más de 10,000 especies de pastos.

Qué haríamos sin ellos

La civilización actual depende absolutamente de los pastos. Más de la mitad de las calorías consumidas por los humanos provienen directamente de los pastos, y en los casos de algunas regiones económicamente desfavorecidas, el porcentaje es mucho más alto. No sólo eso, pues los pastos son también el principal alimento de los herbívoros, los animales de los que obtenemos la mayor parte de nuestra carne. De los cinco más importantes cultivos del planeta, sólo la patata no es monocotiledónea. Nuestra dieta sería muy diferente, y escaza, si no fuese por estos héroes a los que pocas veces hacemos caso. Esa es mi opinión, claro.

Productos hechos con trigo, héroes.

Imaginemos un mundo sin trigo. No habría galletas, ni pan, ni pizzas, ni harinas, ni pasta. ¡Qué horror! Ahora visualizemos la civilización sin arroz, id est, sin paella, sin sushi, sin tres delicias, sin papel de arroz para fumar. No quiero ni pensarlo. Ahora sin maíz, el grano más producido del mundo ¿qué harían los mexicanos y el resto del mundo sin los tacos, o sin los nachos? No podríamos comer arepas, pastel de choclo, ni enchiladas, ni quesadillas, y por supuesto, nada de Corn Flakes o palomitas para el cine. Peor aún, y esto no puedo ni quiero imaginarlo, la civilización como la conocemos no sería tal si no fuese por la cebada, y sin el mejor producto que de ella surge y de cuya importancia ya hemos hablado en otro artículo, la cerveza. No hablemos ya de nuestros parques y estadios.

Héroes que nos hicieron humanos

Por si todo esto fuera poco, los pastos son en buena parte responsables de que nuestros ancestros bajaran de los árboles para dar paso a nuestra especie, y digo lo de bajar del árbol literalmente. Una fuerte expansión de los pastos acabó con los bosques que hasta hace unos seis millones de años cubrían toda la superficie del planeta. Fue tan heroespoderoso el empuje que los bosques se convirtieron en planicies, en sabanas, y a los simios trepadores no les quedó de otra que bajarse de las ramas y buscar comida en el suelo. En este tipo de hábitat, caminar erguido representó una ventaja evolutiva que se expandió con mucho éxito entre los homínidos. Como producto colateral, caminar en dos patas nos liberó las manos, que poco a poco se convertirían en una de las mejores herramientas que puede tener un animal. 

En fin, creo que lo expuesto basta para recordar a estas plantas. Yo las considero héroes de la humanidad, pues dudo mucho que sin ellas pudiésemos existir nosotros. Ya sea en forma de pan, tortillas, galletas o cerveza, los granos de las monocotiledóneas nos proveen con la mayor parte de nuestro alimento, directamente, y de la carne, indirectamente. Como ser humano, soy por naturaleza omnívoro, así que consumo pastos por todas partes. Hoy lo haré con especial gusto.

Otros artículos de interés:

Monocotiledóneas

Base de datos de los pastos (en inglés)

Comparte con tus amigos !!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrShare on RedditShare on StumbleUponShare on YummlyDigg thisBuffer this page

6 thoughts on “Héroes ignorados de la civilización.

  1. Efectivamente, junto con el agua y la luz, sin pastos difícilmente existiríamos, por eso Feliz día de la Tierra y que nunca nos falten.

    • Hola Alfonso,
      el mundo no sería nada sin la luz y el calor solar, bueno, el mundo sí, pero la vida no existiría. Me uno a tu alegría y a tus felicitaciones para nuestro bello planeta. Mil gracias por comentar y un cordial saludo!

    • Hola Solosalo13,
      seguramente no eres el único, yo tengo una forma muy peculiar de ver las cosas…espero te haya gustado. 😉
      Muchas gracias y un saludo!

  2. Gracias Jesus por este artículo, que nos hace reflexionar sobre lo dependientes que somos los Humanos de nuestro entorno y muchas veces sin darnos cuenta de ello. Pero cuando dices al final “Como ser humano, soy por naturaleza ovíparo” (lo cual indicaria que naciste de un huevo…) ¿no habrás querido poner “omnivoro”…??
    Un abrazo desde un otoñal y lluvioso Montevideo.

    • jajaja, Hola Carlos!
      Qué razón tienes, me he equivocado y no me había dado cuenta! Lo triste es que fuiste el único que me ha llamado la atención al respecto. 😛 Ahora mismo lo corrijo.
      Mil gracias y un abrazo…

Comments are closed.